Aduanas decomisó frascos con precursor químico usado para fabricar drogas sintéticas en el puerto de Lirquén

Un equipo de funcionarios del Servicio Nacional de Aduanas logró un importante decomiso, al detectar dentro de un contenedor mercancías de contrabando que están controladas por la Ley 20.000 de drogas durante revisión de carga en el puerto de Lirquén, en la Región del Biobío.

Este hallazgo fue realizado por funcionarios de la Unidad de Drogas de la Aduana Regional de Talcahuano en el Puerto de Lirquén, Región del Biobío, al momento de revisar una carga proveniente desde China.

De acuerdo a los informes de inteligencia realizados por la Unidad de Análisis de Riesgos (UAR) de esa Aduana, el contenedor podría contener algún tipo de mercancías ilegales o escondidas, lo que fue ratificado luego del aforo físico efectuado en el puerto.

El importador había declarado que traía muebles, asientos, butacas y juegos con destino a Temuco, pero además de estas mercancías se encontró al fondo del contenedor una caja sin etiquetar que en su interior tenía 100 frascos del compuesto Diclorometano, más conocido como Cloruro de Metileno, de 10 ml cada uno.

Esto se determinó luego de realizar varias pruebas de campo que dieron positivo para cocaína y usar el analizador de partículas que identificó el químico.

Además de venir oculto para evitar los controles aduaneros, se trata de un producto que es usado como precursor para la creación de drogas sintéticas. Por esta razón, se encuentra en la denominada Lista III de la Ley 20.000 de control de drogas, que establece la incautación de todos los precursores y sustancias químicas que pueden ser utilizadas en la producción, fabricación o preparación de drogas estupefacientes o psicotrópicas.

El Director de la Aduana de Talcahuano, Claudio Cid, explicó que “este procedimiento es el resultado del trabajo continuo y permanente que siguen realizando todos nuestros funcionarios en todos los puntos de control que aún siguen abiertos a lo largo del país, para fiscalizar el comercio exterior y proteger las fronteras y a la ciudadanía del ingreso de productos prohibidos o ilegales”.

El caso fue informado a la Fiscalía Local de Concepción, que determinó que la droga y los medios de prueba fueran entregados bajo cadena de custodia a efectivos de la Armada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *