¿AFP para quién?: dónde se invierten los Fondos de Pensiones en Chile

Una nueva actualización (2da) del estudio de Fundación SOL “¿AFP para quién?: dónde se invierten los Fondos de Pensiones en Chile”, analizó el destino de los US$102.240 millones, (equivalentes al 52,4% del fondo total de pensiones) invertidos en instituciones que operan en el país.

De acuerdo con la investigación, el grupo económico de capitales nacionales que recibe la mayor inversión desde los fondos de pensiones es el Grupo Luksic, el cual, a través de ocho empresas, percibe US$7.877 millones. En segundo lugar, se encuentra el Grupo Said, el cual recibe US$6.483 millones de dólares desde los fondos previsionales.

Luego, en la tercera posición, encuentra el Grupo Saieh con US$5.509 millones de dólares, seguido por el Grupo Yarur con inversiones por más de US$5.300, el Grupo Matte que recibe US$4.731 millones y el Grupo Solari con inversiones de US$2.774 millones.

Recaredo Gálvez, investigador de Fundación SOL y uno de los autores del estudio, explicó que este trabajo revela quiénes han sido los verdaderos beneficiados con el sistema de las AFP: “Este modelo previsional deja dos grandes ganadores, por un lado, las AFP, que en el año 2019 aumentaron sus utilidades en un 59% respecto al 2018 y, por otro, los grandes grupos económicos que operan en Chile, los cuales reciben financiamiento fresco desde los fondos de pensiones de los trabajadores y trabajadoras”.

En contraposición, los grandes perdedores son los propios pensionados. Según datos de la Superintendencia de Pensiones, a diciembre de 2019, el 50% de las 985 mil personas jubiladas que recibieron una pensión de vejez, obtuvieron menos de $202 mil ($145 mil si no se incluyera el Aporte Previsional Solidario del Estado).

Incluso, en el tramo de aquellas personas que cotizaron entre 30 y 35 años, el 50% recibió una pensión menor a $310.560, vale decir, menor al Salario Mínimo vigente.

De acuerdo al estudio, en tan solo 30 grupos económicos de matriz nacional, se invierten US$43.170 millones de dólares, los que equivalen a un 22,3% del total de activos del fondo de pensiones.

Las inversiones en los bancos

La investigación señala además que el sector de las instituciones financieras acumula el mayor capital invertido. En este grupo se concentra un 38,4% de la inversión total del fondo de pensiones (en instituciones que operan en Chile), lo cual equivale a US$39.260 millones.

El Banco de Chile, perteneciente al Grupo Luksic, es la institución financiera que recibe la inversión más alta con US$6.714 millones. Lo sigue el Banco Santander que acumula US$6.276 millones, el Banco Scotiabank (Grupo Said) con una inversión de US$5.414 millones, el Banco Itaú-Corpbanca (Grupo Saieh), con US$5.394 millones y el Banco de Crédito e Inversiones controlado por el Grupo Yarur, con US$5.008 millones.

Para Marco Kremerman, investigador de Fundación SOL y también autor del estudio, estas cifras revelan una gran paradoja del sistema. “Sin que nadie les haya preguntado, los trabajadores chilenos financian con sus cotizaciones a los bancos pertenecientes a los grupos Luksic, Matte, Yarur, Saieh y a otros grupos multinacionales los cuales pagan tasas de interés cercanas al 2% anual. Paradójicamente, esos mismos trabajadores cuando piden un crédito de consumo a estos bancos deben pagar tasas de interés anuales que pueden superar el 20%, 30% e incluso el 40%”, criticó Kremerman.

Inversiones en empresas multadas por colusión y financiamiento ilegal de la política

Parte de la investigación también revela las inversiones que realizan las AFP en empresas involucradas en actos de colusión y financiamiento ilegal de la política. Es el caso de las empresas SMU (Grupo Saieh) y Cencosud (Grupo Paulmann), condenadas por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia por colusión en los precios de la carne de pollo. A ellos se suma CMPC del Grupo Matte, protagonistas de la escandalosa colusión del papel higiénico.

Las AFP también tienen inversiones por US$2.221millones en el Grupo Angelini, holding involucrado en el financiamiento ilegal de la política a través de las empresas Copec, Celulosa Arauco y Corpesca (Antarchile).

Además, las administradoras de fondos de pensiones han invertido casi US$602 millones en el Grupo Ponce Lerou, protagonista en los casos Cascadas y SQM. Esta última empresa fue sancionada en 2017 por la Comisión de Bolsas y Valores estadounidense (SEC) por financiamiento ilegal de la política.

Por su parte el Grupo Penta acumula inversiones de los fondos de pensiones por $54 millones de pesos (US$0,1 millones de dólares) a través de la empresa Enlasa Generación Chile.

Las AFP también invierten el ahorro de los trabajadores en grupos de matriz extranjera que operan en Chile, como SACYR, el cual ha sido multado en España (su país de origen), debido a actuaciones ilegales en la gestión de licitaciones y colusión.

Inversiones en grupos dueños de AFP

Finalmente, la investigación de Fundación SOL revela las inversiones de las AFP en empresas cuyos controladores son los mismos holdings que controlan a las propias AFPs y a las Compañías de Seguro que participan en el negocio de las Rentas Vitalicias y el Seguro de Invalidez y Sobrevivencia.

Es el caso de la Cámara Chilena de la Construcción, este grupo acumula inversiones de los fondos previsionales por casi US$411 millones y actualmente es dueño de AFP Hábitat y de las compañías de seguros Confuturo y CorpSeguros, una de las principales empresas del mercado de las rentas vitalicias.

Un caso similar es el del Grupo Navarro, el cual controla la AFP Modelo mediante Inversiones Atlántico. Este grupo acumula inversiones por más de US$124 millones a través de SONDA, empresa que durante el año 2018 obtuvo ingresos por $3 mil millones de pesos por prestación de servicios a la AFP Modelo.

Las AFP además tienen inversiones en compañías de seguro que participan en el negocio previsional a través del pago de rentas vitalicias y pensiones de invalidez.

La empresa Banvida del Grupo Consorcio recibe inversiones por US$3 millones, mientras que Grupo Security S.A., controlador de la compañía de seguro Vida Security recibe US$49 millones desde los fondos de pensiones.

El investigador de Fundación SOL, Marco Kremerman, recordó que “en los años 80 las AFP fueron sancionadas por invertir en empresas de papel pertenecientes a los mismos grupos económicos dueños de las administradoras de fondos de pensiones. Si bien esto se reguló, siguen existiendo inversiones en las empresas de los grupos económicos que controlan las AFP”.