Senador Huenchumilla ante proyecto de rebaja de dieta: “Con esto resolvemos el tema del sector político. El resto de la administración pública es iniciativa del presidente”

En sesión del Senado, el parlamentario DC explicó el nuevo enfoque que se dio a la reforma desde la comisión de Constitución. “el proyecto de la Cámara respondía más bien a un impulso muy legítimo, pero que era necesario aterrizarlo”, señaló.

Esta mañana en el Senado, en la discusión por el proyecto de rebaja de la dieta parlamentaria y de otros cargos públicos, el senador Francisco Huenchumilla (DC) valoró los acuerdos y características del borrador que fue discutido en sala, luego del informe emanado por la comisión de Constitución de la Cámara Alta.

Entre dichos acuerdos se cuenta el universo en que aplicará la reforma (sólo cargos políticos, de elección popular o de confianza del presidente de la República), y la delegación de la responsabilidad de fijar cualquier rebaja en las remuneraciones a “un organismo de alto nivel”.

Aprensiones

En primera instancia, el parlamentario se refirió a la evaluación que hizo la Cámara Alta del proyecto entregado por la Cámara de Diputadas y Diputados. “Constatamos que el proyecto de la Cámara respondía más bien a un impulso muy legítimo, pero que era necesario aterrizarlo (…) uno tiene que escuchar la voz de la gente, pero la obligación nuestra como senadores es hacer las cosas de la mejor manera posible, responsablemente”, comenzó explicando el senador.

Respecto de la rebaja propuesta en ese proyecto original, Huenchumilla detalló que “esto no es un póquer, en que tú me dices 50 y yo te respondo con 40. No puede ser un tincómetro (…) decidimos que un organismo de alto nivel, compuesto de profesionales de reconocido prestigio, con experiencia, objetivamente y desde fuera del mundo político, nos diga (…) ‘pensamos que la remuneración del sector político tiene que ser esto’. Pero además dijimos, que esa remuneración tiene que ir a la baja de lo que actualmente existe”.

Nuevo enfoque

De esta manera, el parlamentario detalló que la comisión de Constitución optó por “resolver el tema del sector político (…) aquellos electos en votación popular, y aquellos que son de confianza del presidente” expresó, y comentó que el resto de la administración del Estado “tendrá que esperar un debate, pero cuya iniciativa y liderazgo le corresponde, por los aspectos técnicos y efectos políticos, al presidente de la República”.

Otros sectores

El senador por la Araucanía explicó también lo que, a su juicio, son las inconveniencias de incluir a otros sectores del estado en esta reforma. “Las empresas del estado: en Chile hay un orden único económico, establecido en la Constitución del 80, en virtud del cual todo va al mercado”.

“Esta es una sociedad regida por el mercado, y entre las cuales están las empresas públicas. Entonces (…) lo que tienes que hacer es definir si en el mercado van a estar o no las empresas del estado”.

“Detrás de eso está la discusión de una nueva Constitución, donde tendremos que ver qué podrá hacer el Estado, cuáles son los límites del Estado”, especificó el legislador.

También se refirió al Poder Judicial y las Fuerzas Armadas. “Lo del Poder Judicial se enmarca dentro de un gran esfuerzo que ha hecho el país por modernizar ese sector (…) ¿vamos a decir, las remuneraciones nosotros simplemente las rebajamos, sin entrar en un estudio profundo de los efectos que eso produce en el proceso de modernización del estado? (…) vamos a decir, aquí simplemente rebajamos un 50% a todas las Fuerzas Armadas, sin saber cuáles son los efectos, sin un estudio acabado, sin un diálogo con todos los actores respecto de este punto?”, enfatizó.

Sector privado

Finalmente, y respecto de las altas remuneraciones en el sector privado, Huenchumilla fustigó: “Lo discutimos en la Reforma Tributaria, cuando yo he sostenido (…) que los ricos de este país no pagan impuestos personales, no pagan el Impuesto Global Complementario, porque ellos sacan sus platas mediante sociedades de inversión. En la Reforma Tributaria hemos hecho el ridículo (…) esa Reforma Tributaria quedó en el pasado, no sirvió para nada”, puntualizó.