Productos orgánicos: alimentos saludables en tiempos de pandemia

SAG Magallanes explica las características de los productos orgánicos y los requisitos para su comercialización

Con el brote de coronavirus, las distintas opciones para asegurar una alimentación saludable y con ello fortalecer el sistema inmunológico, han prevalecido, privilegiando el consumo de productos frescos, locales y cuya producción y comercialización se encuentra libre de químicos.

Es así como la denominación “orgánico” ha cobrado especial relevancia estos días, sin embargo, a nivel local, la mayoría de los alimentos orgánicos, tanto de origen vegetal como animal, disponibles en supermercados, almacenes y tiendas especializadas provienen del extranjero, habiendo escasa  producción nacional y una nula oferta regional.

“La agricultura orgánica surge como una alternativa ecológicamente más amigable en términos ambientales y para la vida de las personas, ya que gracias al manejo productivo con que se desarrolla, ofrece alimentos libres de residuos derivados del uso de pesticidas y agroquímicos. Esto hace que actualmente muchas personas opten por consumir este tipo de productos, ya que representa una cadena virtuosa de beneficios, para quien consume, para quien produce y para los recursos naturales involucrados”.

“En Magallanes, conocemos de algunas iniciativas en este sentido, por parte de algunos productores interesados en trabajar bajo estándares agroecológicos y aprovechar las evidentes ventajas que presenta este tipo de producción, sin embargo aún no tenemos ninguno certificado”, señala Pamela Gross Poll, coordinadora regional de agricultura orgánica de SAG Magallanes.

Y es que para utilizar la denominación de orgánicos, ecológicos o biológicos en la comercialización de productos, se debe cumplir con la normativa vigente y contar con la correspondiente certificación de producción orgánica.

Al respecto, el director regional de SAG Magallanes, Gerardo Otzen Martinic, explica que “actualmente, existen dos canales para obtener esta certificación. Uno es a través de organismos de certificación, los que se encuentran inscritos en el Registro que administra el SAG, disponible en nuestra página web”.

La segunda opción, que puede resultar más conveniente para agrupaciones de productores, es la auto certificación, a través de la conformación de Organizaciones de Agricultores Ecológicos”.

“Esta modalidad, incentiva el trabajo asociativo y coordinado de la pequeña agricultura al utilizar un sistema de control interno, aplicando las normas que la Ley 20.089 establece para la producción orgánica en el país, pero con una notable reducción en los costos de certificación que se pagarían si esta se efectuara de manera individual, además de los beneficios de la asociatividad”.

“Sin duda, la producción local ya tiene un valor agregado por las condiciones de producción extensiva que predominan en nuestra región,  pero para avanzar en el desarrollo de mercados tanto internos como externos, y generar la confianza en el consumidor de que realmente el producto es orgánico, estos sellos o certificaciones son los que avalan procedimientos estandarizados”.

Son las certificaciones las que finalmente entregan una ventaja competitiva en un mercado globalizado, “donde hoy en día son muy pocos los países donde esta práctica no está presente”. “En este sentido nuestra región igualmente tiene ahí una ventaja al facilitar el ingreso de mercaderías importadas por zona franca, y entre estos, productos orgánicos”, concluyó el directivo.

Para mayor información sobre la producción y comercialización de productos orgánicos, revise el enlace: https://prezi.com/view/X6mqtFHtxFRIYjpjLKG8/, visite la página https://www.sag.gob.cl/ambitos-de-accion/certificacion-de-productos-organicos, o escríbanos a contacto.magallanes@sag.gob.cl

0 0 vote
Valoración del artículo
Suscríbete
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x