Áreas silvestres protegidas se mantienen cerradas al público en toda la Región del Biobío

Director Regional de CONAF, Francisco Pozo, insistió en que la medida busca un bien mayor que es la salud y la vida de las personas.

Un nuevo llamado a la comunidad a no visitar las áreas silvestres protegidas que administra la Corporación Nacional Forestal (CONAF) en la Región del Biobío realizó el director regional Francisco Pozo Alvarado, precisando que estas unidades se mantienen cerradas al acceso público debido a la situación epidemiológica del país derivada de la pandemia del COVID 19.

Durante este mediodía, el directivo sostuvo una reunión con los guardaparques que se encuentran de turno en la Reserva Nacional Nonguén, para abordar el trabajo que se realizó durante el mes de junio en el lugar y lo que se proyecta para este segundo semestre.

“Durante este período de cierre, los guardaparques se están focalizando en patrullajes y labores de investigación, obviamente con toda su implementación de seguridad tal y como se establece en nuestro protocolo. Pero lo importante aquí es recalcar que tanto la Reserva Nacional Nonguén, como el resto de las unidades que administramos en la región se mantienen cerradas”.

“En la medida que la situación en el país, producto de la pandemia, se vaya normalizando comunicaremos de manera oportuna la reapertura de las unidades de modo que puedan visitarnos y disfrutar de la belleza de las áreas silvestres”, precisó.

Francisco Pozo recordó, además, que la medida de cierre de gran parte de las áreas silvestres protegidas del país fue adoptada por el Ministerio de Agricultura y la Corporación a mediados del mes de marzo, con el propósito de frenar o minimizar el impacto del virus entre los guardaparques y los visitantes que llegan hasta las distintas reservas y parque de la región.

Las áreas silvestres presentes en el Biobío son el Parque Nacional Laguna del Laja, y las reservas nacionales Ralco, Nonguén, Altos de Pemehue e Isla Mocha.

Plantación de árboles nativos con Carabineros

Durante este viernes, se realizó una jornada de plantación en la zona de merienda de la Reserva Nacional Nonguén, en el marco del programa de restauración del lugar, de modo de ir incorporando especies nativas en una zona donde solo habitaba la especie exótica aromo.

Esta actividad, que se desarrolló justamente en la semana en que se conmemoró el Día Mundial del Árbol, se llevó a cabo con la Oficina de Integración Comunitaria de la Primera Comisaría de Carabineros de Concepción y representantes de la junta de vecinos de Nonguén.

En la ocasión se plantaron 10 árboles nativos producidos en el mismo vivero de la unidad y otros correspondientes a una donación de parte del Instituto Forestal, INFOR. Las especies fueron mañío, olivillo, canelo y laurel.

La jornada estuvo encabezada por el seremi de  Agricultura, Francisco Lagos Arriagada, quien sostuvo que “con acciones como esta, y que se insertan en el Día Mundial del Árbol, queremos ayudar a mantener la naturaleza, el ecosistema; queremos dejar a las nuevas generaciones un mejor mundo que el que hoy tenemos”.

0 0 vote
Valoración del artículo
Suscríbete
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x