Sampedrina compartió su experiencia tras sobrevivir al covid-19: “Esto es serio y es terrible”

Usuaria del Cesfam del sector es acompañada en su proceso de post hospitalización por equipo de salud compuesto por profesional médico, kinesiólogo y enfermera.

La pandemia del coronavirus ha golpeado fuertemente al mundo y San Pedro de la Paz no es inmune a esta enfermedad. Al concluir junio, la comuna cifró en 544 los casos confirmados, lamentando 7 fallecidos, manteniendo más de 100 casos activos y 424 personas recuperadas.

Una de ellas, es Delicia Beltrán, residente de Boca Sur y que a sus 56 años estuvo entre la vida y la muerte hospitalizada por la grave enfermedad respiratoria. “Esto fue un milagro de Dios, porque con todas las patologías que tengo no era como para que me hubiese salvado”, afirmó.

Actualmente se mantiene bajo control médico, siendo visitada por un equipo de atención domiciliaria del Cesfam Boca Sur. El médico Javier Cofré, quien lidera a este equipo señaló que, en efecto, la señora Delicia es una paciente crónica con “antecedentes de hipertensión arterial, diabetes usuaria de insulina, hipotiroidismo, enfermedad renal crónica y antecedentes de cardiopatía coronaria, también había sufrido al menos uno o dos infartos, por lo que había tenido que recibir algún tipo de cirugía de revascularización miocárdica”.

Tras su operación al corazón quedó delicada de salud, muy tendiente al resfrío, contó Delicia, sin embargo, su sintomatología por Covid le fue causando especial preocupación, “en este caso fue algo más fuerte, al principio yo le eché la culpa a que era una gripe, y aparte que una es porfiada y no quiere ir al médico, pero lo que me preocupó es que tuve tos con desgarros con sangre, y cuando me llevaron a primeros auxilios al hospital yo ya iba con falta de respiración”.

Al ingresar a la urgencia del Hospital Regional de Concepción, Delicia relató que “con los antecedentes que yo di me pasaron al tiro para hacerme el examen del Covid, ahí me tuvieron toda la noche y me hospitalizaron en la mañana siguiente, después me trasladaron al traumatológico y hasta ahí me acuerdo, en el camino perdí la conciencia”.

“Según me contó el doctor estuve con convulsiones, con vómitos, y me llevaron a la UTI. Como a los diez días después desperté en la UCI. Estaba entubada y amarrada de manos, en ese momento no recordaba nada, qué me pasó ni cómo llegué ahí. Estar entubada era muy complicado y cuando me querían sacar sangre el médico me tenía que hacer masajes porque estaba hinchada de puro líquido”, explicó la vecina de Boca Sur, “fue terrible el proceso”.

Poco a poco su organismo fue respondiendo al tratamiento para hacer frente a la mortal enfermedad, “yo me entregué al Señor, que sea su voluntad, le dije, y si quiere que me salve que me de fuerzas para superar todo este dolor. Y fui saliendo adelante, estoy muy agradecida de los médicos, los paramédicos y todos los que me atendieron, todos pusieron su cuota para poder recuperarme del Covid”.

 

EL AVANCE

Su proceso de hospitalización fue entre fines de marzo y fines de mayo, estando en ventilación mecánica durante varias semanas. El médico de atención primaria que hace seguimiento de su caso, sostuvo que estar sometido a este tipo de tratamientos “genera alteraciones metabólicas y hemodinámicas, neumonías debido a la ventilación mecánica y por estar hospitalizada tanto tiempo sufrió un deterioro en su sistema músculo esquelético, perdiendo masa muscular lo que la tiene hoy día con un poco de debilidad, fatiga general y dificultad para caminar”.

Por eso la visita domiciliaria del equipo de salud del Cesfam Boca Sur, incluye profesional kinesiólogo, “quien le dejó una pauta de kinesioterapia que ella debe realizar en su hogar, y nosotros como equipo vamos a estar haciendo un seguimiento de su terapia para lograr la mejor evolución posible para que ella pueda lograr la independencia y movilidad que tenía previo a su hospitalización por Covid-19”.

Junto a ello, se realiza una actualización de sus tratamientos crónicos, receta farmacológica, e identificación de otras necesidades que pueda tener, como visita por psicólogo, fonoaudiólogo u otro profesional de la salud.

Es un proceso de recuperación post hospitalización que debido a la pandemia del coronavirus se realiza desde el hogar de cada persona y que, sin duda, requiere de un constante apoyo de su entorno familiar, “aquí en la casa el que está apechugando conmigo es mi hijo Leandro, de 17 años, porque mis otros hijos ya no viven conmigo y el papá de Leandro trabaja de lunes a lunes, así que a mi hijo menor le ha tocado todo, ser enfermero, cocinero, atenderme, entonces es complicado para la familia, para uno y para todos”, comenta Delicia.

EL CONTAGIO

Su caso fue parte de un brote de coronavirus que se produjo en una iglesia de Boca Sur a mediados de marzo, el que afectó a varias personas del sector.

Delicia cuenta que en ese momento “nadie pensó que estábamos contagiados, yo creía que era un resfriado grande, pero después que la iglesia se cerró y empezamos a agravarnos e ir al hospital, ahí nos enteramos que nos habíamos contagiado. Quién llevó el bicho, no se sabe, y por supuesto nadie quería contagiar a nadie a propósito”, señaló.

Por su parte, el médico del Cesfam Boca Sur, Javier Cofré, explicó que, así como la vecina Delicia Beltrán, “muchas personas tienen patologías crónicas como diabetes, hipertensión, enfermedades al corazón, enfermedades renales, entre otras, y eso te genera un mucho peor pronóstico si te llegas a contagiar por coronavirus, ya que tienes más posibilidades de tener que ser hospitalizado y de que tengas un desenlace que no sea tan favorable, por eso tenemos que ser responsables con la salud del resto y pensar que lo que hace uno nos puede afectar a todos”.

El peligro de contagio es latente y el virus se propaga frente a nuestros ojos sin que lo podamos ver, por eso Delicia, quien afortunadamente logró sobrevivir al Covid-19, expresó que “hay que tomarse esto muy en serio, que se cuiden, que respeten cuando hablen de hacer cuarentena, que las personas traten de estar en casa y no anden buscando la enfermedad en la calle ni propagando el bicho, hay que cuidarse mucho y cuidar a los demás, porque esto es en serio, es verdad y es terrible”.   

Sofía Loretto Silva R.

Periodista Municipalidad de San Pedro de la Paz