Ministro Moreno: “Todo lo que es rural el Estado se lo reservó para sí, lo que nos ha llevado a tener un retraso impresionante”

Para referirse a las principales acciones que el Ministerio de Obras Públicas está llevando adelante en territorios rurales, el titular de la cartera, Alfredo Moreno, se reunió con la directora Nacional de Odepa y abordó las brechas que enfrenta el mundo rural en un escenario de pandemia y cambio climático. 

Tenemos niños que viven en casas con pozos negros, los cuales debido a la contaminación tienen una menor esperanza de vida, no viven 80 años como los niños de las ciudades, sino que 50-60 años. Las diferencias son enormes y con razón la gente encuentra que ahí está el problema”, señaló el ministro.

La sequía que azota actualmente a nuestro país, pese a las últimas lluvias caídas en la zona central, hicieron que el tema del agua fuera el principal protagonista del último Diálogo Rural “Santiago no es Chile”, organizado por la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) del ministerio de Agricultura. “Los embalses aún no se han recuperado, los niveles de nieve están más bajos que lo normal”.

“Estamos mejor que el año pasado, pero ese fue el peor año de la historia de Chile, por lo que no creo razonable compararse con eso”, aseguró el ministro de Obras Públicas.

Alfredo Moreno fue parte del panel de conversación junto a la directora nacional de Odepa, María Emilia Undurraga; la directora de la Fundación Amulén, Rocío Espinoza; el presidente del Movimiento Unitario Campesino y Etnias de Chile (MUCECH), Orlando Contreras; y el académico de Colorado School of Mines, Pablo García.

Durante su intervención, el ministro de Obras Públicas se refirió los proyectos que su cartera está llevando adelante para resolver los problemas de acceso al agua en sectores rurales, donde esto es fundamental para cumplir con las recomendaciones para prevenir el COVID-19.

Según datos de ODEPA, si bien a nivel país solo el 8% (cerca de 30.000 casos) de los contagios confirmados corresponden a comunas rurales y existen casi 2.000 sistemas de agua potable rural distribuidos a lo largo de todo el territorio nacional, hay aún regiones como Arica y Parinacota, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos en que más del 30% de su población rural no puede acceder a este elemento vital.

Tanto en el corto como en el largo plazo, el principal llamado de Moreno fue a la adaptación: “Tenemos que cambiar la forma de relacionarnos con el recurso hídrico, cuidarlo, almacenarlo”.

“Tenemos que reutilizar el agua porque ahora tiene otro valor, es más escasa y, tomando en cuenta eso, tenemos que hacer las obras necesarias pensando en este nuevo nivel de agua. La pregunta es cómo tenemos agua para todo lo que necesitamos en un plazo más largo”.

Esto, tras asegurar que “Chile hoy no ve todo lo que hemos mejorado, sino que ve las consecuencias de una sequía monstruosa”. Para combatir esta sequía, el ministro coincidió con la directora de la Fundación Amulén, Rocío Espinoza, en que es necesario fortalecer el rol de las organizaciones de la sociedad civil que realizan acciones directas en los territorios, asegurando que “el ministerio de Obras Públicas y el Estado no están solos”.

El ministro Moreno respondió al respecto que “el sector estatal tiene muchas cosas positivas, tiene recursos para hacer cosas, tiene la autoridad, pero también tiene sus carencias, como es el tema de los tiempos”, añadiendo que con la celeridad que se necesita para hacer las cosas, “la presencia de una ONG con talentos y sin restricciones, puede hacer la diferencia, al igual que con pequeños aportes de empresas privadas”.

Consultado por el académico de Colorado School of Mines, Pablo García, respecto al hecho de que miles de familias rurales se han quedado sin agua potable, abasteciéndose principalmente con camiones aljibe, Moreno señaló que “hoy estamos frente a algo como un terremoto y, frente a eso, estos camiones son la solución para alguien al que, por ejemplo, se le secó el pozo que tenía. En los campos tenemos 165 mil personas con algún tipo de problema”.

“Lo que estamos haciendo es ver uno a uno la solución. Hoy tenemos 30% de avance y las inversiones son enormes, del orden de 130.000 millones de pesos para poder resolver estos temas”.

Hablando de las diferencias que existen en este sentido entre el mundo rural y la ciudad, fue muy claro: “Todo lo que es rural, el Estado se lo reservó para sí. Aquí tenemos un caso increíble. Al ser así, no pueden participar las empresas sanitarias ni otros, ya que solo lo hace el Estado, lo que ha llevado a un retraso impresionante, una deuda social de proporciones mayúsculas”.

Finalmente, el ministro destacó la labor que está llevando adelante el ministerio de Agricultura a través de Odepa, que está coordinando la recientemente publicada Política Nacional de Desarrollo Rural, en la cual el Ministerio de Obras Públicas participa junto a otras 12 reparticiones, afirmando que “tenemos que recuperar la vida de la ruralidad, tenemos que superar la situación de pobreza, marginalidad y atraso que hay en el campo”.

0 0 vote
Valoración del artículo
Suscríbete
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x