¿Quién está detrás de los atentados terroristas en la zona sur de Chile?: Multigremial Nacional destaca que mezclar al pueblo mapuche con grupos violentistas organizados “es un acto repudiable”

Representando a 165 gremios, más de 200 mil empresas y más de 1 millón de trabajadores, desde Arica a Magallanes, la agrupación manifiesta un “categórico rechazo a la violencia que azota las zonas rurales del sur de Chile”.

Frente a los hechos de violencia en la macrozona sur de Chile, la Multigremial Nacional, que reúne a 16 multigremiales en distintas regiones, destaca que “pretender mezclar al pueblo mapuche —etnia originaria del país— con los grupos violentistas organizados, es un acto repudiable”.

“Como gremios conocemos de cerca a los integrantes del verdadero pueblo mapuche, ciudadanos pacíficos, trabajadores, amantes de la tierra, padres y madres de familia que ninguna relación tienen con la violencia”, sostienen.

Con el objetivo de “exigir a los poderes del Estado solucionar el problema”, conminan a los poderes del Estado —Ejecutivo, Legislativo y Judicial— a “actuar en el menor plazo para recuperar la paz social y hacer prevalecer el imperio de la ley en todo el territorio nacional”. De lo contrario, “nos declaramos en libertad para tomar otro tipo de acciones de manifestación”, sostienen,

Acusan Estado “ausente” en La Araucanía: “No da garantías a sus ciudadanos”

“El terrorismo existente no permite trabajar ni vivir en paz”, arguyen, “atenta contra derechos humanos de ciudadanos indefensos y destruye progresivamente la democracia”. La situación de violencia que se vive en la zona se traduce en explosivos en infraestructura pública, quema de camiones —que atentan contra la cadena de abastecimiento—, destrucción de escuelas y sedes sociales.

Los hechos, apuntan, “ocurren en absoluta impunidad, con un Estado ausente que no da garantías a sus ciudadanos”. Los dirigentes gremiales, emprendedores y trabajadores, sostienen, “estamos por la paz y el diálogo”, pero destacan que esto no puede concretarse “con quienes ejercen la violencia”, destacando que “ningún proceso de paz es válido si los argumentos exhibidos son las armas y el terror”.

Comunidades originarias y sistema penal chileno

“Comprendiendo que se han cometido errores”, la asociación señala valorar la labor que realiza la policía nacional en las calles y zonas rurales del país, muchas veces, detallan, “atacados con todo tipo de armas de grueso calibre y a plena luz del día”. “Lamentablemente, no tienen instrucciones claras ni respaldo político para actuar”, concluyen.

Los dirigentes de la asociación indican que el sistema penal en Chile “está en jaque”. Sosteniendo que “El 1% de los atentados tienen imputado conocido”, argumentan que hay una falla general en “la inteligencia, capacidad investigativa y probatoria de fiscalías”, así como “excesivas garantías de los jueces”.

“Sin responsables, pruebas claras y condenas, el trabajo es estéril”, arguyen. Demandando “suma urgencia para legislar en la actualización y mejoramiento del sistema investigativo y judicial”.

Políticos y perspectiva

“Nos preocupa que parlamentarios condenen la violencia por los medios de comunicación, lejos del conflicto, ausentes de esa realidad y sin legislar al respecto”, comentan. “Más inquietante es ver a senadores y diputados callar frente a estos actos ilegales y antidemocráticos, con un silencio cómplice que parece proteger a terroristas”, destacan.

La Multigremial Nacional realizó un llamado a rechazar a quienes “promuevan o callen ante la violencia”. “Lo haremos en todo el país, pues no aceptaremos el cinismo de los que han callado ante brutales acciones de violencia”.

Los gremios, emprendedores y trabajadores, indican, son en número “abrumadoramente más que los terroristas y violentistas que hoy destruyen, amedrentan, saquean, queman, asesinan, trafican drogas y matonean”. “El silencio temeroso de las mayorías alimenta a los violentos”, finalizan.