Rector de la Universidad Austral: “Premio Nacional entregado a Elicura Chihuailaf viene a reparar en parte la deuda histórica con los pueblos originarios”

El destacado poeta mapuche fue reconocido el año 2016 con el Premio “Luis Oyarzún”, otorgado por la casa de estudios superiores.
La Universidad Austral de Chile felicitó al destacado poeta mapuche Elicura Chihuailaf por haber obtenido el Premio Nacional de Literatura 2020, según lo anunció el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. El máximo galardón de la literatura nacional se creó en 1942 y es entregado cada dos años a los escritores nacionales que, con su aporte a las artes y a la cultura, dan a conocer a la historia de Chile la excelencia, desarrollo y creatividad que tienen sus obras.
El jurado que definió este galardón estuvo integrado por la Ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés; el Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi Véjar; la última galardonada con el Premio Nacional de Literatura, Diamela Eltit; el Rector de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación y representante del Consejo de Rectores, Jaime Espinosa; la representante de la Academia Chilena de la Lengua, María Eugenia Góngora; y dos personas designadas por el Consejo Nacional de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, la ensayista Adriana Valdés y la poeta mapuche María Isabel Lara Millapán.
“El Premio Nacional entregado a Elicura Chihuailaf viene a reparar en parte la deuda histórica de la institucionalidad cultural con el pueblo mapuche y otros pueblos originarios. En particular, es un reconocimiento a la importante tradición de oraliteratura, para usar un concepto del propio Elicura, y a la poesía mapuche contemporánea”, manifestó el Rector de la UACh Dr. Óscar Galindo.
Elicura Chihuailaf, junto a otros y otras poetas mapuche, ha construido un nuevo espacio en la poesía y el ensayo, sumándose a una consistente producción de escrituras indígenas en toda Hispanoamérica. La autoridad universitaria señaló que hablar de Elicura Chihauilaf es, además, hablar de la poesía del sur de Chile, escasamente reconocida en el canon literario chileno. “Su reconocimiento alcanza a poetas que construyeron, a partir de fines de los 70, una mirada poética nueva desde los territorios regionales, pero también nuevos debates culturales y sociales. En ese contexto el trabajo literario de Elicura Chihauilaf es ejemplar, pues muestra las fisuras de la cultura oficial ampliando los márgenes de las conflictivas identidades nacionales, poetizando y reflexionando sobre la naturaleza, su cultura y las transformaciones de ésta en la modernidad”.
El Dr. Galindo añadió: “Expreso nuestras sinceras felicitaciones a Elicura y a todas y todos los poetas mapuches que han construido este nuevo espacio literario. Elicura es además un poeta cercano a nuestra Universidad. Ha sido permanentemente parte de actividades literarias, se han publicado artículos, escrito tesis de pregrado y postgrado, realizado seminarios y charlas sobre su obra”.
Relación más armónica entre el ser humano y la naturaleza
Fue en el año 2016 cuando la Universidad Austral de Chile le entregó a Elicura Chihauilaf el Premio Luis Oyarzún, “por sus innegables contribuciones al logro de una relación más armónica entre el ser humano y la naturaleza, por medio de una obra literaria de singulares valores estéticos y culturales, revelados en diálogos con el entorno en los que ‘la Palabra surge de la naturaleza’”.
Se relevó a su vez su contribución que “se caracteriza por un trabajo literario e intelectual de valor fundacional y sostenido en el tiempo, en favor del reconocimiento de la diversidad intercultural, el rescate de la identidad cultural mapuche, en particular, y de los pueblos originarios, en general, alcanzando una trascendencia y reconocimiento internacional por sus aportes. Como pocos intelectuales Elicura Chihuailaf ha puesto en relieve la discriminación racial, social y económica que viven las comunidades mapuches y la necesidad de un adecuado reconocimiento político y cultural”.
Cabe destacar que el Premio Luis Oyarzún busca entregar un expreso reconocimiento a quienes, a través del arte, la ciencia o las humanidades hayan hecho contribuciones destacadas para el logro de relaciones armónicas entre seres humanos y la naturaleza o que hayan contribuido de manera notable a la solución de problemas y requerimientos del ser humano, de la sociedad y del entorno.
En la ceremonia realizada en el Salón Jorge Millas de la UACh (Campus Isla Teja, Valdivia) Elicura Chihuailaf señaló: “Recibo –este premio- simplemente como un mínimo eslabón, como una mínima resonancia de la sabiduría profunda de nuestros pueblos que están sintiendo que efectivamente somos ni más ni menos que las plantas, que los insectos, que los animales, que las nubes, que el agua, que los bosques. Y entonces cuando vamos creciendo vamos tomando consciencia con mayor claridad de que nosotros somos gente de la tierra, pertenecemos a ella, somos sus hijos, sus hijas. Ñuke Mapu –Madre Tierra- dice nuestra gente y luego lo reafirmamos nosotros, y ella es nuestra madre que nos regala todo lo que necesitamos para vivir”.