Gremio del juego electrónico de Temuco acusa a municipalidad de clausurar locales comerciales “por venganza”

El mismo día que el municipio debía alegar en la Corte de Apelaciones de Temuco por la disputa legal que tiene con los  operadores de juegos electrónicos, fiscalizadores comenzaron una redada a los locales apoyados por la Seremi de Salud.

Los locatarios del rubro de juegos electrónicos de Temuco han calificado como una venganza las fiscalizaciones que comenzaron el pasado jueves 10 de septiembre y que se repitieron el viernes 11.

Las inspecciones se realizaron en conjunto a personal del departamento de acción sanitaria del Ministerio de Salud y el objetivo fueron sólo estos locales, no una revisión al comercio en general, por lo que se teme que esto sean acciones de represalia, la que se fundamentaría en los años que el municipio lleva enfrentado en tribunales con los locatarios por no querer recibir el pago de sus patentes.

Ernesto Núñez, abogado del gremio que agrupa a cerca de 10 empresarios del rubro, aclara que considera insólito el proceder de los inspectores “la arbitrariedad de estas fiscalizaciones y peor aún, utilizando a personal de salud, buscando cualquier excusa para clausurar a mis clientes nos parece al borde de la ilegalidad”.

“Los locatarios entienden que deben ser fiscalizados como cualquier comerciante, pero el trato es absolutamente discriminatorio. En los restaurantes, bares u otros lugares, los fiscalizadores dejan recomendaciones y aspectos a mejorar y revisan lo que deben fiscalizar. Acá llegan prepotentes y con el ánimo de cerrar buscando todos los resquicios legales para ello”.

“Por suerte se han encontrado con un gremio ordenado, ninguno de los miembros del gremio que represento, ha sufrido la clausura por parte de las autoridades de salud. Hubo dos casos el día jueves, pero ellos no pertenecen a nuestro gremio, el problema es que nos afecta a todos por igual esta persecución.”

Núñez apunta a una venganza de la municipalidad, ya que durante años han estado en tribunales peleando con el municipio porque no quieren recibir el pago de patentes, las que han consignado en tesorería. “Todo partió cuando, por resolución de contraloría, se les impidió a los locales pagar un tributo a la municipalidad por cada máquina de juego. Ahí el municipio dejó de ver nuestro negocio como algo lucrativo para ellos y comenzó esta caza de brujas”. 

“Cada semestre que queremos pagar nuestra patente nos ha puesto trabas y se han negado, obligándonos a consignar los pagos en tesorería y a ir a tribunales. Esto se ha extendido por varios años, los pagos siguen estando en tesorería y el municipio podría cobrarlo cuando quisiera y terminar con estas disputas que no llegan a ningún lado. Justamente el jueves 10 de septiembre hubo alegatos en la corte respecto de esta disputa y el mismo día, el mismo abogado de la municipalidad, encabezaba las diligencias “fiscalizadoras” y daba entrevistas a los medios de comunicación.” Dice Núñez.

Los agremiados acusan directamente al alcalde Miguel Becker y a su equipo jurídico, ya que por años han intentado encontrar una solución a este tema, ofreciendo incluso retirarse del rubro en los plazos que ofrecerá una ley que está en trámite en el congreso, pero todas las respuestas han sido negativas.  

“Ahora, en época de crisis económica donde no hay comerciante que no esté perjudicado, vemos que el alcalde busca obtener algún beneficio político llevando adelante este tipo de acciones. Todos los comerciantes han tenido que cerrar por varios meses, debieron despedir personal, adquirir materiales para trabajar con las medidas sanitarias exigidas, y todo eso tiene un costo personal y económico muy alto, pero al alcalde pareciera no importarle, parece buscar un beneficio personal político al realizar este tipo de fiscalizaciones arbitrarias y vengativas, antes que preocuparse de los trabajadores de los negocios y sus familias.”