EFE ingresa al Servicio de Evaluación Ambiental la Adenda Complementaria del nuevo puente sobre el río Biobío

El viaducto forma parte de una cartera de inversiones para la región que supera los 440 millones de dólares e incluye la pronta llegada de 12 nuevos trenes para los servicios Biotren y Corto Laja.

La Empresa de los Ferrocarriles del Estado ingresó esta mañana al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), la Adenda Complementaria del proyecto de nuevo puente ferroviario sobre el río Biobío, cuya construcción forma parte del plan “Paso a Paso, Chile Se Recupera”, anunciado por el Presidente de la República, Sebastian Piñera. La iniciativa contempla la habilitación de un nuevo viaducto de 2 kilómetros de longitud para el transporte de trenes de carga y pasajeros.

El documento incorpora las respuestas de la empresa frente a las consultas realizadas por diversos servicios regionales y la comunidad.

Al respecto, el Gerente General de EFE, Patricio Pérez, señaló que “la entrega de esta Adenda Complementaria representa un importante avance en el proceso de evaluación ambiental del nuevo puente sobre el río Biobío, que es una obra clave para el desarrollo ferroviario de la región”.

“Esperamos contar pronto con la Resolución de Calificación Ambiental que nos permitirá iniciar de la construcción de esta infraestructura crucial para el tráfico de trenes, tanto de carga como de pasajeros”.

En este sentido agregó que “hemos puesto una gran energía en este proyecto, recogiendo los planteamientos de diversos sectores, de manera que pronto podamos avanzar hacia la etapa de construcción de este nuevo puente, llamado a ser un orgullo del avance ferroviario de la región y del país”.

La emblemática obra se emplazará río abajo del actual puente que data de fines del siglo XIX, contará con dos nuevas vías férreas electrificadas. El diseño y su arquitectura fueron desarrollados íntegramente en la región y la inversión alcanza los 220 millones de dólares.

El proyecto del nuevo puente es parte del Plan Chile Sobre Rieles, que busca triplicar la cantidad de pasajeros transportados al año 2027 y duplicar la carga a nivel nacional. La iniciativa ya cuenta con obras en ejecución en la región como ha sido la renovación completa de la vía férrea que une San Rosendo y Hualqui, la próxima llegada de los nuevos trenes para Biotren y Corto Laja, y el mejoramiento de los accesos a los puertos del Biobío, obras que en su conjunto suman una inversión que supera los 200 millones de dólares.