Estudiantes chilenos relatan la experiencia de ser el “primer universitario de la familia”

Un libro reúne, de manera testimonial, los relatos de diez estudiantes de la Universidad San Sebastián, de las cuatro sedes de la institución académica, que dan cuenta de qué significa para ellos y sus familias ser los primeros de su núcleo en entrar “a la U”.

“A pesar de que nadie pudo pasar por la universidad, toda mi familia siempre me ha dicho que tengo que estudiar o, más bien, que es importante hacerlo. Lo dicen por experiencia propia. Es mucho más difícil cuando te enfrentas solo al mundo, intentando simplemente hacer y, en ese hacer, aprender lo que estás haciendo”, cuenta Catherine Salinas Erices, estudiante de Pedagogía en Inglés, estudiante de USS Concepción que alimenta la lista de diez autores de “Abriendo Caminos”, texto materializado por Ediciones Universidad San Sebastián que fue presentado una ceremonia online que unió a generaciones y a familias en torno a un inigualable orgullo.

“Mi papá llegó sólo hasta octavo básico, y mi mamá, hasta segundo medio. Mis hermanos tampoco pudieron seguir estudiando, y me prometí a mí misma sacar la cara por ellos, para que se sintieran orgullosos de mí. Si bien mi rol es enseñar, siento que la vida me ha dado más lecciones de las que yo misma podría dar”, reflexiona la estudiante.

La publicación reúne relatos de diez estudiantes de diferentes carreras de la casa de estudios, en sus sedes Santiago, Concepción, Valdivia y De La Patagonia. El prólogo está a cargo de Fernando Pavez, director general de Desarrollo Estudiantil de la institución quien, precisamente, es “primera generación universitaria”. “Escribir de algo que me es tan cercano, y al mismo tiempo, tan importante para nuestros estudiantes, sin duda fue un enorme desafío”, dice. “Intenté encontrar las palabras, y la verdad, seguí el consejo de mi papá y mi mamá, que no fueron a la universidad y me decían que tenía que hacer las cosas de la manera más honesta posible, y lo mejor posible. Y espero haberlo hecho”, enfatiza.

“Quisimos hacer un libro testimonial de la primera experiencia generacional universitaria con el propósito de visibilizar intereses, experiencias, opiniones, de nuestros estudiantes, desde sus propios relatos y experiencias”, señala Natalia Bravo, directora Nacional de Experiencia Universitaria de la U. San Sebastián.

“Recabar en experiencias universitarias hoy es fundamental, porque la población universitaria en Chile es mucho más heterogénea, y las universidades son cada vez mejor reflejo de cómo sociedades como la nuestra se constituyen. Como país podemos decir que cerca del 40% de nuestros estudiantes, de 18 a 24 años, asisten a la educación superior, y es algo que como USS nos ocurre también”, precisa.

Es en esa línea que el libro busca promover reflexiones sobre prácticas que podrían resultar valiosas para los estudiantes que “sacan la cara” por su familia, a la hora de perseguir el sueño de convertirse en profesionales. “Y también reflexiones de cómo nosotros, desde las universidades, vamos influyendo en este rol de ser estudiante universitario”, agrega Natalia Bravo.

Si bien la idea de editar la publicación nació en abril de 2019, se concretó este año. Y la pandemia no fue excusa para no presentarlo “en grande”, en una ceremonia online con numerosa audiencia, no sólo los autores y las autoridades de la USS, sino además familias, amigos y académicos. La actividad contó también con videos y con la exposición de tres panelistas: María Verónica Santelices, directora alterna del Núcleo Milenio Experiencias de los Estudiantes de la Educación Superior en Chile; la psicóloga Claudia Rivera, y Fernando Peña, seremi de Educación Biobío, quienes reflexionaron en torno al libro y a la evolución del acceso a la educación superior en el país.