Esquila preparto en Magallanes: la técnica que ha conseguido mejorar la producción de los rebaños ovinos

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA Kampenaike, lleva más de 30 años difundiendo y transfiriendo los beneficios que esta técnica de origen neozelandés aporta a los planteles ovinos de los predios ganaderos de Magallanes.

 

Comienzan a pintar los primeros días de septiembre, esos que se hacen un poco más largos en la Patagonia. Tiempo propicio para dar inicio a la temporada de esquila preparto en el predio de INIA Kampenaike y otros, que han aprendido y reconocido que esta técnica trae más beneficios que desventajas a los rebaños.

La esquila preparto es una tarea titánica, que se repite año tras año en el centro experimental Kampenaike y que se ha ido extendiendo a otros predios de la región. “Un aspecto sumamente importante y que debe ser puesto en valor, aunque habitualmente es poco considerado en los análisis, es la disminución en mortalidad de ovejas”.

“Ello, sin duda, redunda en un mayor ingreso, explicado por una menor necesidad de hembras de reemplazo, que son un capital inmovilizado en la empresa ovejera”, indica Raúl Lira, investigador de INIA Kampenaike.

Según análisis realizados durante los años 2015 y 2016, hay mejoras en características de lana: peso vellón limpio, rendimiento al lavado y también resistencia a la tracción. Todas características que influyen positivamente en el precio del producto.

Otro antecedente local, es un trabajo de tesis realizado para evaluar efectos de la esquila preparto, el año 2016 en la Estación Experimental INIA Kampenaike. En la ocasión, se formaron dos grupos de 120 animales cada uno, con ovejas ecografiadas para diagnóstico de gestación (100 de preñez única y 20 gemelar en cada grupo). Nuevamente aparecen las diferencias en mortalidad de ovejas, con 2,5 y 5,8% para ovejas en esquila pre- y postparto, respectivamente. En tanto, la cosecha de corderos aumenta entre un 10 y 12%, generando mayores ganancias al predio.

De acuerdo al director de INIA Kampenaike, Francisco Sales, este año ha sido especial, dada la condición sanitaria de la región por el Covid, lo que nos ha obligado a establecer protocolos de trabajo con la comparsa de esquila, donde hemos tenido un gran apoyo de la Municipalidad de Laguna Blanca para realizar exámenes de coronavirus a los esquiladores y de esta forma, tener una esquila segura.

Por otra parte, respecto de la técnica, explica que las ovejas de esquila preparto siguen dando mejores resultados en términos de sobrevida de corderos. “Ello se debería a la búsqueda natural de reparo de una oveja desprovista de vellón y, probablemente, a un mayor consumo voluntario de alimento. También, la esquila preparto se constituye como una de las medidas de mayor impacto para reducir la muerte neonatal de los corderos. Con estos resultados queda de manifiesto la utilidad e impacto de dicha técnica en la mejora de resultados productivos en la industria ovina”, explica el médico veterinario Ph.D. y director de INIA Kampenaike, Francisco Sales Zlatar.

Principales beneficios

La técnica de esquila preparto, que va de la mano con otras prácticas, como la realización de ecografías a las ovejas para planificar el manejo del recurso forrajero en el predio, se inicia avanzada la década de 1980 en Magallanes, específicamente en el predio Cabaña Amandita de Carlos Javier García, un joven e innovador productor.

A muy poco andar y como respuesta a una inquietud creciente, INIA Kampenaike comienza a probar y promover la técnica, lo que se realiza acompañado de cursos de esquila dictados en la Estación Experimental Kampenaike, en las comunas de Laguna Blanca y en Río Verde, por instructores de Nueva Zelandia entre 1988 y 1990.

Entre las principales ventajas observadas y probadas de esta técnica se cuentan: la cosecha de corderos aumenta entre 10 y un 12%. La calidad de la lana, mejora significativamente en rendimiento y resistencia a la tracción, por lo que se convierte en práctica obligada en establecimientos altamente especializados en lana fina y de calidad. Hay un mejor manejo invernada/veranada. También se observa una reducción y mejor distribución del trabajo de campo y genera ingresos anticipados al predio.

La esquila preparto es una herramienta que ha demostrado ser eficaz en la disminución de mortalidad de ovejas y corderos al parto enfatiza Sales y agrega que “en INIA hemos reevaluado esta técnica bajo las condiciones actuales, obteniéndose resultados productivos consistentes y que son superiores a una esquila realizada en verano”.

Cabe señalar que, junto al PTI ovino, financiado con recursos de MINAGRI y Corfo, se han seguido realizando capacitaciones a esquiladores y clasificadores, para lograr un producto de mayor calidad, mejorando la técnica y buscando el bienestar animal.

“Sin embargo, se deben tomar los resguardos que minimicen el riesgo, considerando la condición corporal de la oveja, condiciones climáticas, tipo de peine, manejo general de la faena y disponibilidad de forraje ya sea en la pradera o suplementario, entre otros”, sugirió el director de INIA Kampenaike.