Decretan prisión preventiva para imputado por sustracción y abuso sexual de menores en Tomé

El Juzgado de Garantía de Tomé decretó este miércoles 21 de octubre la prisión preventiva de Mario Jesús Viveros Rivas, imputado por el Ministerio Público como autor de cuatro delitos consumados de sustracción de menores; dos delitos consumados de abusos sexuales de menor de 14 años y el delito consumado de poner en riesgo la salud pública. Ilícito que habría perpetrado el sábado 17 de octubre, en la comuna.

En la audiencia de formalización de la investigación (causa rol 11.072-2020), la magistrada Ximena Martínez Parra ordenó el ingreso al Centro de Cumplimiento Penitenciario Biobío de Viveros Rivas, por considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad y de las víctimas. Además, fijó un plazo de investigación de 4 meses.

Según el ente persecutor, alrededor de las 14 horas del sábado 17 de octubre, cuatro niños –entre los 4 y 8 años de edad- se encontraban jugando en sus bicicletas en una plazoleta del sector Alto Tomé de la comuna, sitio hasta el que llegó el imputado quien ofreció llevarlos a una cueva del sector Montecristo donde les aseguró que existía una rampla para bicicletas.

Uno de los pequeños accedió a visitar el sitio, decidiendo los otros tres acompañar a su amigo. Posteriormente, ante lo intransitable del camino, Viveros Rivas les indicó que dejaran sus bicicletas y las taparan con ramas, para luego seguir a pie por el cerro, atravesando un riachuelo y llegando a la cueva, lugar el que iluminó haciendo ingresar a los menores, abrazándolos a todos, besando y realizando tocaciones a dos de ellos.

Los niños estuvieron privados de libertad alrededor de 45 minutos, impidiendo el imputado que pidieran ayuda, hasta que fue descubierto por familiares de los infantes que salieron en su búsqueda, reteniéndolo y entregándolo a Carabineros.

“Había antecedentes suficientes para estimar que estaban configurados los delitos por los que se formalizó al imputado, sustracción de menores y abusos sexuales, principalmente;  y por otro lado, por la gravedad de los delitos, tratarse de varios delitos y la posible pena, hace suponer que la libertad del imputado era peligrosa para la seguridad de la sociedad y de las víctimas, valorando sobre todo la declaración de los niños y de los testigos que procedieron a la detención del imputado”, comentó la jueza Ximena Martínez