Corte de Valdivia confirma la prisión preventiva de imputado por femicidio frustrado

La Corte de Apelaciones de Valdivia confirmó la medida cautelar de prisión preventiva de G.H.M.O., imputado por el Ministerio Público como autor del delito frustrado de femicidio y los delitos consumados de amenazas, lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar, maltrato a menor de edad y maltrato habitual. Ilícitos perpetrados desde octubre de 2018, en la comuna.

En fallo unánime (causa rol 759-2020), la Primera Sala del tribunal de alzada integrada por los ministros María Elena Llanos, Luis Aedo y el abogado (i) Luis Felipe Galdames– no dio lugar al recurso de apelación deducido por la defensa del imputado, en contra de la resolución dictada por el Juzgado de Garantía de Valdivia que, el 15 de octubre pasado, ordenó mantener la medida cautelar.

Según el ente persecutor, el 18 de mayo de 2020, la fiscalía recibió una comunicación del Juzgado de Familia de Valdivia, en la cual se informaba que la víctima, esposa del imputado y de quien está separada de hecho desde octubre del año pasado, había denunciado ante dicho tribunal que desde el año 2018, su cónyuge comenzó a maltratar física y sicológicamente a ella y a sus hijos, agresiones que fueron aumentando en frecuencia e intensidad.

El primer episodio se habría registrado el 22 de octubre de 2018, día en que G.H.M.O. se encontraba en la casa familiar junto a uno de sus  hijos, de 16 años de edad, a quien procedió a agredir con golpes de mano en el pecho y la cabeza.

Asimismo, durante 2019, cuando el imputado se encontraba en tratamiento por instrucción del Juzgado de Familia de Valdivia en al menos dos oportunidades habría amenazado a su cónyuge. El primer episodio se registró en el domicilio familiar, lugar donde tras una discusión el imputado trató de golpearla y posteriormente la amenazó de muerte; y en otra oportunidad la habría amenazado por teléfono con quitarle a sus hijos.

En tanto, alrededor de las 23:30 horas del 24 de abril de 2020, el imputado llegó en estado de ebriedad hasta el domicilio de la víctima, quien se encontraba en compañía de sus hijos. Luego de insultarla, procedió a agredirla con golpes de puño en la cara, rompiendo además su celular, tirándolo contra un velador.

Finalmente, el lunes 1 de junio de 2020, el imputado llegó nuevamente hasta la vivienda de la víctima, lugar donde, motivado por celos, comenzó a insultarla e intentó asfixiarla, lo que no logró debido a la intervención de uno de sus hijos.