Capitanes de naves industriales de la Region del Biobío denuncian agresividad de pescadores artesanales

Una grave problemática que afecta seriamente la seguridad de la navegación en zona cercana a la costa entre Punta Lavapié y Tirúa, en Arauco, Región del Biobío; y pone en grave riesgo vidas humanas,  planteó el Sindicato Interempresa de Trabajadores Oficiales de Naves Especiales y Regionales al gobernador marítimo, capitán de navío LT Srdjan Darrigrande, en reunión virtual. Por la directiva estuvieron presentes Juan Carlos González, Oscar Alvear y José Luis Alarcón. Razones laborales excusaron a Alex Carrillo y José Maldonado.

La complicada situación expuesta se refiere al problema de la actitud de un gran número de pescadores artesanales, de zona de la  navegación que se mencionó, en contra de las naves industriales de pesca. La cuestión se ha agravado con el exacerbado paternalismo de algunos parlamentarios por ejemplo al  recoger proyectos como el que busca prohibir la utilización en aguas nacionales de piloto automático,  en abierta persecución a los capitanes, explicaron los dirigentes.

Plantearon que el tráfico de embarcaciones menores artesanales en la zona del conflicto, es muy alto,  situación que a pesar del extremo cuidado que se hace por los oficiales y tripulantes de guardia en la navegación de las naves industriales, es extremadamente difícil ya que no existe un respeto por parte de gran parte de estas embarcaciones y sus tripulaciones en cuanto al Reglamento Internacional para Prevenir Abordajes, Ripa.

Peor aún, indicaron los capitanes, es que el canal 16 VHF ( que es para solicitar socorro) está permanentemente ocupado como canal de trabajo . Además, dicha frecuencia también es utilizada para insultar y amenazar con palabrotas y amenazas,  incluso de abordaje y de incendiar las naves mayores de pesca, generando la imposibilidad de coordinar en muchas ocasiones las ideas de maniobras típicas y habituales de la navegación.

Acotaron que los oficiales han  observado, en repetidas ocasiones que la mayoría de estas lanchas, y una gran cantidad de botes no poseen conocimiento del Ripa y cambian sorpresivamente los rumbos de sus navegaciones, atravesando la proa de los buques intencionalmente, como una acción amenazante y dificultando la navegación y tránsito de las naves mayores de pesca.

Tampoco hay aviso, de estas lanchas y botes. de la posición de caladeros de sus materiales de pesca como de cuando están o no con capacidades de maniobra restringida.

Vidas humanas en riesgo

Frente a ellos los capitanes solicitaron a la Autoridad Marítima una acción que tienda a conciliar, educar y entender que es extremadamente importante respetar e Reglamento Internacional para Prevenir Abordajes.  González dijo: «Están en juego vidas humanas, detrás de cada trabajador , del sector industrial y artesanal, hay una familia y quienes andan embarcados están ganándose la vida, no tiene que ver con intereses de uno u otro sector.  Es clave considerar que cuando uno se embarca y asume la vida en el mar, tiene que aceptar sus reglas y hoy las reglas no se están respetando». Por ello pidieron una acción de carácter educacional y conciliadora, en que participen todos.