Avanza juicio contra autor de secuestro y homicidio frustrado de mujer ocurrido en Lota

En forma paralela, continuará en el TOP penquista el juicio (causa rol 10-2020) iniciado el pasado viernes, en contra de Jorge Eduardo Rivas Aguilera, acusado por el Ministerio Público en calidad de autor del delito consumado de secuestro y homicidio frustrado. Ilícitos perpetrados en junio del año pasado, en la comuna de Lota.

Proceso que se debería extender por aproximadamente 10 días. Periodo durante el cual el tribunal –integrado por las magistradas Érica Pezoa Gallegos (presidenta), Reinaldo Oliva Lagos y María José Vidal Araya (redactora)– recibirá las declaraciones de 22 testigos y 4 peritos, además de la presentación de 28 pruebas documentales.

Según la acusación fiscal, alrededor de las 19.45 horas del 22 de junio de 2019, la víctima J.C.P.P. de 20 años de edad, fue convocada -mediante engaños- hasta la plaza ubicada en el sector Fundición de la comuna de Lota. Lugar al que arribó un vehículo manejado por Rivas Aguilera, del cual descendió un grupo de mujeres, las que utilizando un cuchillo amenazaron a la víctima y, mediante la fuerza, la obligaron a subir al asiento trasero del automóvil.

Ya en marcha y mientras recorrían la comuna, las agresoras (ya condenadas en la causa), propinaron golpes en el rostro y cabeza de la joven víctima, a quien además, maniataron, cortaron el pelo y quemaron las pestañas. Agresiones que se prolongaron hasta que el automóvil se detuvo en el sector de las Compuertas de Colcura.

En dicho lugar, en un camino rural, hicieron descender del vehículo a J.C.P.P., continuando con las agresiones. Finalmente, tras cortarle la ropa y nuevamente parte de la cabellera, impregnaron con un líquido acelerante y le prendieron fuego. En llamas, J.C.P.P. huyó con las manos atadas, logrando arrojarse a un riachuelo cercano; en tanto, los malhechores huyeron del lugar en el vehículo en que se movilizaban. A consecuencia de la agresión, la víctima sufrió quemaduras en la zona torácica, espalda, brazos y manos.