Trabajadoras Proempleo mantienen comedor solidario en Talcahuano que beneficia a más de 400 personas semanalmente

Va dirigido a personas en situación de calle, adultos mayores postrados o de poca movilidad y los que lo requieran, personas que han quedado sin trabajo, personas en cuarentena, llegando a sectores como Libertad, Gaete, Nuevo Amanecer y Sol Naciente de la comuna puerto.

En la sede de la junta de vecinos  Libertad Sur de la población Libertad, es que ya desde fines de mayo nueve mujeres trabajadoras ProEmpleo viene desarrollando un comedor solidario, que ayuda a quienes más lo necesitan producto de la pandemia que afecta al país.

Graciela Pinilla dirigente Social y de Proempleo Talcahuano informó que “cuando vimos que lo de la pandemia era para largo y estaba afectando a las personas y familias de nuestra comunidad, decidimos crear este comedor solidario junto a otras compañeras del programa Proempleo”.

Bajo este aspecto es que desde mayo han estado tendiendo a quien necesite un plato de comida todos los martes y jueves, llegando a entregar más de 10.000 almuerzos en este período consistentes en pantrucas, porotos, garbanzos, tallarines, puré, que son acompañados con pino de carne, jurel, mariscos, vienesas y ensaladas, según explicó a dirigente.

Por otra parte, el Coordinador Zonal de ProEmpleo, Mauricio Fuentes Valencia destacó y recalcó que “nuestras trabajadoras son de un corazón y empuje enorme, siempre pensando en cómo ayudar al prójimo, al que más lo necesita, sabemos que este comedor solidario ayuda a vecinos de las poblaciones Libertad, Gaete, Nuevo Amanecer y Sol Naciente”.

“Este comedor se sustenta con recursos propios, de amigos y familiares, además de la ayuda de otros sindicatos de ProEmpleo, que se suma a otras labores solidarias en distintos puntos de la región”.

Silvia Pincheira es una vecina de 80 años que vive cerca de la Junta de vecinos  Libertad Sur, quien manifestó su agradecimiento por la ayuda de las trabajadoras de ProEmpleo señalando que “yo soy viuda vivo sola con un hijo y con una pensión que no es mucha, con la que debo pagar los gastos básicos, por lo que estos almuerzos son de una tremenda ayuda para nosotros”.

La iniciativa va dirigida a personas en situación de calle, adultos mayores postrados o de poca movilidad, personas que han quedado sin trabajo, personas en cuarentena o con Covid, y a todo aquella persona o familia que lo requiera.