Tras auditoría externa SINDOC UACh demanda inhabilidad del equipo de Rectoría en procesos que se deriven de resultados

Con fecha 25 de junio de 2020, el Sindicato de Docentes de la Universidad Austral de Chile por medio de Declaración Pública solicitó una Auditoría Externa que investigue los hechos denunciados por la ex presidenta del Sindoc, Dra. Claudia Letelier Velásquez, en rechazo a la investigación mandatada por el rector, Óscar Galindo, a la Contraloría Interna.

Dicha solicitud, indican, fue acogida por el Consejo Académico desde donde emanó una Comisión de Auditoría Externa, “que estableció los términos de referencia bajo los cuales se demarcó la investigación realizada por la empresa Crowe”.  Esta emitió un informe final el día 03 de diciembre de 2020, el que fue entregado a la Comisión de Auditoría Externa del Consejo Académico.

Como representantes del Sindicato de Docentes, consultados por algunos Consejeros Académicos representantes del estamento, precisan, “y según a lo acordado por el Consejo Académico en reunión extraordinaria el viernes 11 de diciembre del año en curso, se analizaron los resultados y se realizaron las respectivas observaciones al documento Informe Final de Auditoría”.

Ante la gravedad de los hechos acreditados y consistentes con la denuncia realizada por la Dra. Letelier, la directiva del Sindicato hizo un llamado a Asamblea Extraordinaria, donde socializaron el resumen ejecutivo del Informe Final de Auditoría Externa. Una vez analizada la información, la asamblea acordó por amplia mayoría lo siguiente:

  1. Exigir a las autoridades de la Universidad, hacer público el único informe final hecho por una Auditoría Externa e independiente de la institución, la cual cumplió con los términos de referencias solicitados por la Comisión de Auditoría Externa del Consejo Académico, y se acojan las sugerencias emitidas por este informe.
  2. Solicitar la renuncia inmediata del presidente del directorio, Carlos Montt, por cuanto bajo su administración se ha socavado la credibilidad de la figura del Directorio, lo cual perjudica gravemente la imagen de la Universidad.
  3. Solicitar la inhabilidad de todo el equipo de Rectoría en todos los procesos que se deriven de los resultados, dado que los conflictos de interés que se evidencian restan confianza y transparencia a los procesos que buscan esclarecer los hechos.
  4. Exigir una aclaración pública desde Rectoría, respecto de la información de procesos internos, filtrada a los medios de prensa local por una supuesta fuente institucional.

Como Sindicato Docente, señalan, “nos mantendremos movilizados y atentos al cumplimiento de estas exigencias, y no descartamos otras medidas de ser necesario, para resguardar la institución en la que trabajamos y a la que le entregamos nuestro esfuerzo día a día”.