Con inédita intervención urbana frente al Palacio de La Moneda campaña por un “Chile sin Plásticos” busca llegar a las 100 mil firmas

Como parte del cierre de la campaña “Chile sin Plásticos” Greenpeace intervino el Paseo Bulnes, frente a La Moneda, con un holograma proyectado a 50 metros de altura y de 90 m2, con el objetivo de hacer un llamado a exigir alternativas a los plásticos de un solo uso.  

Desde la organización ambientalista, Soledad Acuña, vocera del movimiento indicó que “esta intervención es un llamado a todos los sectores: sociedad civil, organizaciones, corporaciones, gobierno, para que en conjunto podamos tener un Chile libre de plásticos. O gana la Tierra o la contaminación plástica”.

El holograma, que mezcla ciencia, arte y tecnología, está diseñado para generar realidad virtual y acercamiento de los distintas zonas del planeta. “Nos hemos dado cuenta de la importancia que tiene estar, acercarse y mirar los ecosistemas para generar una real conexión con los significados de proteger, conservar y preservar nuestra tierra”,  enfatiza Soledad Acuña.  

Este prototipo es el más grande que se haya hecho a la intemperie en Chile y Latinoamérica. Requiere un proyector de al menos 15.000 lúmenes y una tela con ciertas características para lograr efectos holográficos.

“Fue un trabajo de diez meses. Probamos más de 20 tipos de telas y texturas para lograr el efecto. El proyector que se usa es láser de larga duración, de alta eficiencia y bajo consumo eléctrico”, comenta Paz Quintana, una de las fundadoras de Midda, que junto a ingenieros e ingenieras físicas realizaron el holograma.

La invitación es a llegar a las 100 mil firmas ingresando a www.chilesinplasticos.cl y sumarse a un movimiento que busca una alternativa libre de plástico para los consumidores.