Trabajadores de Landes valoran aporte del procesamiento de salmones en Talcahuano

La empresa pesquera Landes, en Talcahuano, Región del Biobío, transportó, desembarcó, llevó a planta y procesó, para harina y aceite; varias toneladas de los salmones muertos en centros de engorda del sur del país. Ello, en un trabajo profesional rápido, cuidadoso con las personas y el ambiente. Así lo destacaron trabajadores de Landes, desde el sector Flota, a través del presidente del Sindicato Interempresas de Capitanes, Juan Carlos González.

El dirigente destacó que, como trabajadores, de una de las tantas industrias que son parte del desarrollo y vida de los choreros (en este caso pesquera), «manifestamos nuestra alegría y felicitamos la capacidad de reinventarse e innovar, ante escenarios tan adversos como los que nos ha tocado enfrentar, como terremotos, tsunamis, bajas en las cuotas de captura, cambios legislativos que han provocado paralización de barcos, despidos».

Esto, hizo ver, después que se generó una alerta respecto de la llegada de los mencionados salmones, en instalaciones de Landes. «Hubo algunos personeros que manifestaron aprensiones con frases como ´Talcahuano no es un basurero´ o que se estaba transportando contaminación a nuestra costa; desde opiniones segadas y carentes de información real de los protocolos por los cuales esta actividad laboral está acompañada. Nuestro gerente explicó muy bien como las autoridades marítimas, sanitarias, ambientales y de control de carga supervisaron todo el proceso comunicando su máxima satisfacción por la operación en cuestión, aclarando y dando tranquilidad a la comunidad respecto de legitimas aprensiones, ante la amenaza de la calidad de vida y el equilibrio del medio ambiente de nuestra comuna.

Trabajo y calidad de vida

González añadió que :»Hoy es Landes, la pesquera más antigua de Talcahuano, la que no emigró a otra comuna cuando se exigieron, justificadamente, medidas medioambientales más estrictas en estrecha sintonía con la calidad de vida en la comuna, la que se reinventó con una tremenda alternativa de desarrollo económico y ha generado crecimiento e innovado para generar más puestos de trabajo formal por todo el año en nuestra comuna, recontratando a trabajadores que fueron despedidos por la ley de la jibia en procesos supervisados permanentemente por las entidades gubernamentales respecto de la calidad y seguridad».

Añadió que, como residentes en la comuna, por generaciones la mayoría, están completamente de acuerdo con que «Talcahuano no es un basurero» si no la ciudad en la que crecieron, viven, trabajan, crían a sus hijos y están conscientes de que sus familias están en ella y anhelan que las actividades se realicen a la luz del día, en forma transparente y lícita, y llaman a la comunicación y la sensatez de quienes están interesados en conocerles y representarles. Las organizaciones sindicales, concluyó, siempre defenderemos los intereses de los trabajadores y entre ellos está el de la calidad de vida en el trabajo y el medio ambiente en que viven.

Reprochó que acciones desinformadas no ayudan si no que dañan el emprendimiento que es necesario para generar empleos de calidad, en tiempos difíciles, complicados sanitariamente y políticamente.

La inestabilidad que existe en estos aspectos se combate con armas como la innovación la generación de empleos, la seguridad social, razón por la cual nuestro llamado como trabajadores de la industria Pesquera de Talcahuano hacemos un llamado a que las actuales como futuras autoridades, potencien y resalten las cosas positivas para el bienestar de nuestra comuna.