Las ventas del comercio minorista cierran los dos primeros meses del año con caídas en Biobío

En la Región del Biobío las ventas del retail registraron una baja de 4,6% real anual en enero para luego acelerarse en el segundo mes del año y evidenciar un incremento de 1,2% real anual. De esta manera en el período enero – febrero se registra una caída de 1,6% real.

Las ventas reales del comercio minorista de la Región del Biobío, según el índice que elabora mensualmente la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC), los dos primeros meses del año 2021, acumularon caídas en Biobío, en parte por las mayores restricciones y cuarentenas en la zona.

Las ventas presenciales del comercio minorista de la Región del Biobío marcaron en enero una baja de 4,6% real anual y un alza de 1,2% en febrero. En término de locales equivalentes el primer mes del año evidenció una caída de 5,6% real anual y el segundo marcó un crecimiento marginal de 0,9% real anual.

De esta manera la región que estuvo con mayores restricciones en el verano en algunas de sus ciudades acumuló una caída real de 1,6% en enero-febrero y una baja de 2,2% en términos de locales equivalentes.

El resultado por trimestre móvil da cuenta de una caída en el margen de 0,4% real en diciembre-febrero, reafirmando el quiebre de tendencia producido en el período anterior tras una marcada recuperación.

Categorías

Respecto a los rubros estudiados en enero sólo la Línea Tradicional de Supermercados marcó crecimiento, mientras que en febrero destacó también Artefactos Eléctricos y Línea Hogar.

Vestuario marcó un descenso de 40,4% real anual en enero y una baja real anual de 13,3% en febrero. Por su parte, Calzado marcó una fuerte baja de 61,1% real anual en el primer mes del año y una caída de 52,8% en el segundo. De esta manera, ambas categorías cerraron el período enero-febrero con una disminución real de 26,3% y 56,3% cada una.

Artefactos Eléctricos marcó una caída de 6,3% real anual en enero y un incremento de 26,4% en febrero. Por su parte, Línea Hogar cayó un 19,1% en enero y en febrero creció un 5,4% real anual.  Luego Muebles marcó fuertes bajas en ambos meses de 37,2% real anual en enero y 24,4% en febrero. Línea Hogar y Muebles cerraron así los dos primeros meses del año con bajas reales de 7,2% y 30,6% respectivamente, mientras que Artefactos Eléctricos cerró con un alza de 10,3% real.

La Línea Tradicional de Supermercado destacó con alzas de reales anuales de 19,7% en enero y 9,8% en febrero, cerrando así al segundo mes del año con un incremento real de 14,7%.

Perspectivas Generales

“Al observar el comportamiento de los trimestres móviles se puede apreciar que todas las regiones se desaceleran en los últimos períodos, en parte porque se disipa el efecto de la baja base de comparación que se enfrentaba a fines de 2020 y también por mayores restricciones sanitarias que empezaron a imponerse a partir de enero en distintas partes del país ante un mayor número de casos COVID-19”, explicó Bernardita Silva, gerente de Estudios de la CNC.

“El 2020 el PIB del Comercio cayó un 1,8% y estimamos un alza entre 1,3% y 2,3% para este año, donde la baja base de comparación del primer semestre ayudará en los resultados y la alta base del segundo jugará en contra”, afirmó.

Sin embargo, continuó, “es difícil hacer estimaciones hoy dadas las circunstancias que atravesamos, si bien el proceso de vacunación está siendo muy exitoso estamos con un altísimo nivel de contagios que nos ha llevado a entrar en cuarentenas a cerca de un 70% de la población. Los actuales retrocesos a fase 1 afectan fuertemente la actividad y por ende la recuperación del sector comercio, sobre todo presencial y de menor tamaño, los cuales ya vienen muy golpeados”.

“A esto hay que sumarle el proceso constituyente y los problemas de seguridad que atravesamos, que también agregan incertidumbre a este escenario”, concluyó la gerente de Estudios de la CNC.