Implementan Unidad de Observación Prolongada enfocada en pacientes COVID en Chiguayante

La nueva sala permitirá descongestionar la Red de Salud regional al atender y entregar prestaciones de salud específicas para pacientes COVID.

Como una forma de aliviar el sistema de Salud del Biobío, el Servicio de Alta Resolutividad (SAR) de Chiguayante implementó la Unidad de Observación Prolongada (UOP) que permitirá entregar atención médica a pacientes Covid positivos que presenten dificultades respiratorias leves o moderadas, y que requieran uso de oxígeno y/o una observación transitoria de hasta doce horas.

Este nuevo recinto, que formará parte de la red de atención primaria comunal, fue posible gracias a un convenio suscrito entre la Dirección de Salud y el Servicio de Salud Concepción por un monto de 47 millones de pesos. Además, contará con nuevo equipamiento en camillas, mobiliario, separadores de áreas e insumos de hospitalizaciones como saturómetros, aparatos de presión arterial, entre otros.

Fabiola Yáñez, directora del Centro de Salud Familiar Chiguayante, indicó que la habilitación de este espacio tiene como objetivo “evitar la derivación de tantas personas al Hospital Regional, donde existe un colapso, un problema crítico de camas por todos los usuarios que son Covid positivo y que llega diariamente con requerimientos de oxígeno o alguna intervención mayor. Por eso, la idea es que aquellos pacientes que tengan una condición de riesgo moderado puedan quedarse en nuestra Unidad de Observación por un periodo de dos hasta doce horas, donde existirá un equipo conformado por un médico, una enfermera y un técnico de enfermería para su cuidado”.

Esteban López, médico integrante de esta unidad, comentó que esta nueva prestación funcionará “como una prehospitalización, siempre enfocada en el objetivo de la atención primaria que es manejar pacientes de leve a moderada complejidad, y cuando se agravan poder derivar a un centro de referencia, en este caso el Hospital Regional”. Respecto a la realidad regional y nacional en disponibilidad de camas, el profesional relató que “es compleja, y por lo mismo la idea es manejar a estos pacientes y decidir, dentro de esta hospitalización abreviada, si responden o no a tratamientos empíricos contra esta enfermedad, para evaluar si se pueden ir en buenas condiciones a su domicilio, sin criterios de gravedad y con seguridad clínica, o definitivamente gestionar una cama con la Red de Urgencia”.

Además, el SAR Chiguayante es uno de los pocos centros habilitados por la Seremi de Salud para la realización de test de antígeno en la provincia, cuyo procedimiento consiste en la detección del ARN viral mediante la técnica de PCR, a través de la muestra de exudados nasofaríngeos y saliva, para reforzar la estrategia de trazabilidad y aislamiento.

La iniciativa tiene como objetivo descongestionar los hospitales de la zona debido al aumento de casos que mantienen una alta ocupación de camas críticas.