Absuelven por falta de pruebas a acusado por homicidio frustrado en la ciudad de Los Ángeles

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Los Ángeles absolvió a Moisés Alejandro Bastardo Bastardo, de la acusación del Ministerio Público que lo sindicaba autor del delito frustrado de homicidio. Ilícito supuestamente cometido en julio del año pasado, en la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 5-2021), el tribunal –integrado por los magistrados Ingrid Valdebenito Quezada (presidenta), Lathy Pérez Quilodrán y Gino Viale Acosta (redactor)– decretó la absolución del acusado, tras establecer que la fiscalía no logró acreditar la participación de Bastardo Bastardo en el delito.

“Que, así las cosas, no encontrando en la detención del acusado Bastardo Bastardo elemento alguno que pudiere incriminarle; el resultado negativo del examen de nitrito nitrado; las inconsistencias y cabos sueltos de la versión de los hechos entregada por Vania e incorporada en juicio por funcionarios policiales y la falta de rigurosidad del reconocimiento fotográfico impidieron al Tribunal formarse convicción, más allá de toda duda razonable, de la participación del acusado en los hechos que se le imputan, sin que la sola declaración de César A.D.A., no corroborada por ningún antecedente fidedigno y con las imprecisiones ya indicadas haya tenido el mérito de derribar de presunción de inocencia que ampara al encartado”, consigna el fallo.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente a las 16 horas del 24 de julio de 2020, “en circunstancias que las víctimas Carmen R.P.C., Vania V.M.S., César A.D.A, Diego H.M.A.A. y Facundo A.A.P. se encontraban en el interior del domicilio ubicado en Bombero Francisco Rioseco Nº1123 de la comuna de Los Ángeles, llegó hasta el lugar un individuo no identificado, quien con ánimo homicida y portando un arma de fuego comenzó a disparar en numerosas ocasiones hacia la parte frontal del inmueble, en cuyo interior estaban las víctimas, impactando en las paredes, puerta y ventanas, e impactando, además, con dos proyectiles a Carmen A.P.C., no logrando impactar ningún proyectil a las demás víctimas que resultaron ilesas. Producto de los disparos proferidos a Carmen R.P.C. resultó con lesiones de carácter grave que demoraron más de 30 días en sanar, consistentes en dos heridas de proyectil balístico en su brazo izquierdo y en la espalda, con fractura de omóplato”.