Juzgado de Garantía de Cañete deja en prisión preventiva a imputado por homicidios en Contulmo

El Juzgado de Garantía de Cañete dejó hoy –miércoles 9 de junio– sujeto a la medida cautelar de prisión preventiva a B.A.C.P., imputado por el Ministerio Público como autor de tres delitos de homicidio calificado, uno en calidad de consumado y dos en calidad de frustrados, ilícitos cometidos en diciembre de 2019, en la comuna de Contulmo.

En la audiencia de formalización de la investigación (causa rol 117-2020), el magistrado Cristián Rosenberg de la Fuente ordenó el ingreso al Centro de Cumplimiento Penitenciario de Linares de B.A.C.P., ciudad en que fue aprehendido por tener orden de detención pendiente, por considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad y por riesgo de fuga. Además, fijó un plazo de investigación de dos meses.

Según el ente persecutor, alrededor de las 17 horas del 28 de diciembre de 2019, un grupo de entre 10 y 15 personas llegaron con machetes, chuecas y armas de fuego hasta el camping “Playa Blanca” ubicado en el sector del valle de Elicura en la comuna de Contulmo y enfrentaron a la víctima Camilo Raimán Leviqueo, Juan Raimán Catricura y otras personas, señalándoles que se tomarían el camping por las buenas o las malas, amenazando uno de ellos de muerte a Juan Raimán Catricura.

Al día siguiente, entre las 10 y 11 de la mañana, un grupo de sujetos cortaron el camino de acceso al recinto impidiendo la entrada y salida de turistas. Más tarde, entre las 19:30 y 20 horas el grupo de unos 20 individuos, fue visto en las afueras del camping, entre ellos B.A.C.P., junto a otros siete formalizados y en prisión preventiva por esta causa y un noveno sujeto, actualmente prófugo, los que portando palos, chuecas, machetes y armas de fuego ingresaron al recinto.

Ya en su interior,  a la altura de la caseta de acceso, la víctima Eleodoro Raimán Coñuel y sus nietos Juan Manuel y Camilo Enrique Raimán Leviqueo salieron a su encuentro, siendo recibidos con disparos al aire, abalanzándose sobre ellos el grupo de nueve sujetos ya mencionados , golpeándolos reiteradamente.

Ante esto, Juan Manuel Raimán Catricura y Darío Nicolás Coilla Pérez intentaron intervenir, pero fueron agredidos con palos, chuecas y machetes.

En ese momento, Eleodoro Raimán Coñuel se paró frente a los agresores siendo atacado con una chueca en la cabeza, para luego ser golpeado en el suelo, principalmente en el cráneo,  por B.A.C.P. y otros siete imputados, resultando con lesiones como contusión cerebral hemorrágica, fractura de cuatro costillas, las que le provocaron la muerte por traumatismo cráneo encefálico.

Por su parte, Juan Manuel Raimán Leviqueo, fue agredido por B.A.C.P. y otros siete imputados, con los mismos palos, chuecas y machetes, causándole un traumatismo intracraneal grave, logrando sobrevivir gracias a su traslado al Hospital Guillermo Grant Benavente de Concepción.

Mientras tanto, Camilo Raimán Leviqueo, fue atacado por B.A.C.P. junto a otros siete imputados, golpeándolo en distintas partes del cuerpo provocándole un traumatismo cerebral difuso grave, sobreviviendo por la oportuna atención médica.

En el caso de Juan Manuel Raimán Catricura este resultó con lesiones leves y Darío Coilla, con lesiones menos graves.

Todos los imputados fueron acompañados sujetos, premunidos de armas de fuego, lo que impedía que otras personas defendieran a los agredidos. Una vez terminado el ataque, el grupo se retiró del lugar señalando a los presentes que tenían una hora para irse o volverían a quemar el campo.

“Había antecedentes suficientes para estimar su participación en los hechos, básicamente, con la declaración de una de las personas que presenció los hechos, quien lo identificó y dio cuenta que había participado de manera directa en el homicidio consumado de Eleodoro Raimán Cañuel, así también en los dos homicidios frustrantes restantes de Juan Manuel y Camilo Enrique Raimán Leviqueo”, detalló el magistrado Rosenberg.

El juez detalló que acogió la petición de prisión preventiva porque “Se consideró la gravedad del ilícito, lo alto de las penas, la cantidad de hechos y por haber participado en grupo, lo que llevó al tribunal estimó que el imputado representaba un peligro para la seguridad de la sociedad, además que por el tiempo que permaneció sin comparecer ante la justicia, se estimó que había riesgo de fuga”.

0 0 votes
Valoración
Recibe notificaciones sobre comentarios
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Comentax
()
x