Más de 440 investigadores e investigadoras generaron conocimiento y buscan soluciones para enfrentar la pandemia con apoyo de MinCiencia y ANID

Gracias a un fondo de más de $5 mil millones, durante el último año 75 equipos científicos han contribuido a la comprensión de la pandemia desde distintas disciplinas e investigado el impacto del COVID-19 en temas como la telemedicina, los procesos educativos, la huella de carbono y los efectos del confinamiento.

Para contribuir desde la generación de conocimiento en Chile frente al COVID-19, el Presidente Sebastián Piñera junto al ministro de Ciencia, Andrés Couve, la subsecretaria de Ciencia, Carolina Torrealba, y la directora de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID), Aisén Etcheverry, anunciaron en 2020 la apertura de un concurso extraordinario para financiar iniciativas que abordaran, desde los distintos ámbitos de la investigación científica y del desarrollo tecnológico, posibles respuestas a la pandemia del Coronavirus.

Tras una evaluación técnica con expertos y expertas en distintas áreas del conocimiento, hace un año se anunció la adjudicación de 63 proyectos de investigación, a los que se sumaron 12 iniciativas en diciembre de 2020. Los proyectos seleccionados reúnen a 443 investigadores de los cuales el 50,8% corresponde a mujeres y el 49,2% a hombres.

Del total de proyectos, el 90,6% corresponde a proyectos desarrollados por universidades en distintas regiones del país, además de tres proyectos presentados por investigadores independientes y otros de instituciones como  el ISP, el Hospital Regional Libertador Bernardo O´Higgins, además del Centro de Investigacion de Polimeros Avanzados y el laboratorio Cellter.

“Gracias a este fondo de más de $5 mil millones, el Estado ha financiado proyectos de investigación nacional durante un año por hasta $90 millones para generar soluciones y nuevo conocimiento sobre la pandemia y sus consecuencias. La experiencia de este fondo inédito en el que recibimos más de  mil propuestas, da cuenta de un sistema de investigación diverso en disciplinas y de excelencia que se puso al servicio de la pandemia con capacidades locales para que nuestro país comprenda y responda a esta y próximas emergencias”, dijo el ministro de Ciencia, Andrés Couve.

Según explicó la autoridad, tras un año de trabajo, “estos proyectos ya están contribuyendo con evidencia a la toma de decisiones para la búsqueda activa de casos, como el proyecto VIGIA de la Universidad Austral; para estudiar el impacto de la pandemia en casos de violencia de género, como un proyecto de la Universidad de Chile que está colaborando con el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, o una iniciativa que conocimos en Biobío donde la Universidad de Concepción en colaboración con la pesca industrial están reciclando el material de las mascarillas par el desarrollo de distintos implementos”.

“Hace exactamente un año nos pusimos el desafío de construir un instrumento de adjudicación rápida, que pudiera acelerar el desarrollo de conocimiento, por parte de la ciencia, para hacer frente a la pandemia y sus consecuencias en todas las áreas de nuestra vida. Nos pusimos el desafío de apoyar la investigación más allá de lo sanitario, y de esa manera, estar mejor preparados para el mundo post pandemia. Ha transcurrido un año desde ese esfuerzo, hoy nuestros proyectos ya están mostrando sus primeros resultados, proyectos que desarrollan en distintas áreas del conocimiento, que van desde la economía, la educación, la salud por supuesto, pero pasando también por temas de construcción de ciudades, de arquitectura, por mencionar algunos”, señaló la directora de la ANID, Aisén Etcheverry.

Algunos ejemplos de estas investigaciones:

  1. Impactos del COVID-19 en la huella de carbono de hogares de Chile: El proyecto buscó medir la huella de carbono de los hogares en ciudades chilenas afectadas por el COVID-19 pre, durante y post medidas de confinamiento para estimar cambios en los consumos de los hogares chilenos.

Conoce más del proyecto liderado por Carolina Rojas de la UC aquí.

  1. Proyecto VIGIA – Sistema Integral de Vigilancia Epidemiológica Activa en Población de Alto Riesgo: Este estudio evaluó el desempeño de un sistema de vigilancia para controlar el riesgo de diseminación de SARS-CoV-2 en población de alto riesgo como adultos mayores residentes en ELEAM.

Conoce más del proyecto liderado por Cristóbal Verdugo de la Universidad Austral aquí.

  1. Sistema integrado de información para el seguimiento domiciliario de pacientes COVID-19 en servicios de salud: Este proyecto propone un sistema tecnológico que permita potenciar y escalar el seguimiento domiciliario y apoye la toma de decisiones para la asignación de recursos en red, considerando tres elementos: una plataforma de seguimiento de pacientes mediante autorreporte, algoritmos de integración de los diferentes sistemas de información disponibles en los servicios de salud, y un sistema de visualización y análisis prospectivo de la información mediante inteligencia artificial. Se realizó un primer piloto en el Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente, con excelentes resultados.

Conoce más del proyecto liderado por Richard Weber de la U. de Chile aquí.

  1. Vivienda, barrio y ciudad en el control de epidemias: Este proyecto estudió las consideraciones sociales y urbanas para la formulación de políticas públicas de aislamiento y de distanciamiento social en Chile. Se identificaron factores socio-urbanos que estas políticas deben considerar; evaluación y proyección de las políticas nacionales, a partir del registro comparado de experiencias internacionales (Nueva Zelanda y Sudáfrica); se sugieren lineamientos para la difusión y educación de medidas de prevención, considerando los contextos locales y la participación social.

Conoce más del proyecto liderado por Macarena Ibarra de la UC aquí. 

  1. COVID-19 y distanciamiento social: el impacto en violencia intrafamiliar e inequidad de género: En este proyecto se propone evaluar el impacto causal de la exposición a medidas de distanciamiento social -incluyendo cuarentenas obligatorias- sobre violencia intrafamiliar (VIF), y otros indicadores sociales marcados fuertemente por género como trabajo no remunerado y empleo.

Conoce más del proyecto liderado por Damián Clarke de la U. de Chile aquí.

Revisa la lista completa de todos los proyectos apoyados por el Fondo de Investigación Científica COVID-19.

0 0 votes
Valoración
Recibe notificaciones sobre comentarios
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Comentax
()
x