Kinesiólogos del Hospital Traumatológico de Concepción lideran lucha para recuperar a pacientes covid con secuelas por ventilación mecánica

Actividades cotidianas como bañarse, hablar o comer se vuelven un desafío para los pacientes que tuvieron que conectarse a unidades de ventilación mecánica para superar un contagio de Covid-19, de ahí la importancia que toma el trabajo de rehabilitación desarrollado por los equipos de kinesiólogos de unidades críticas, en donde centran su trabajo en terapias para la recuperación de capacidad respiratoria, muscular y en muchos casos anímica.

Desde el 17 de marzo de 2020, el Hospital Traumatológico de Concepción (HTC) habilitó una Unidad de Tratamiento Intermedio (UTI) covid con el objetivo de reforzar la capacidad de atención crítica de la red integrada del Servicio de Salud Concepción (SSC).  Para este fin reacomodaron de sus funciones e integraron nuevos kinesiólogos según detalló Dorothy Guajardo, Jefa de Kinesiología del HTC: “Movilizamos una cantidad importante de profesionales enfocados en el área respiratoria, especialmente con formación en ventilación mecánica, que en el caso de la gran mayoría de nosotros teníamos sólo la formación de pregrado, por lo tanto, ha sido un proceso muy importante de aprendizaje y capacitación, tanto del punto de vista profesional como de gestión de equipos”.

El trabajo que realizan los kinesiólogos en la recuperación de los pacientes con secuelas post covid implica una gran cercanía por el tipo de terapia y el tiempo que comparten el especialista y el paciente, como señaló Guajardo: “viene todo un proceso de recuperación que involucrará el acompañamiento. El kinesiólogo es uno de los profesionales que está en contacto más tiempo con el paciente. Las sesiones y terapias kinésicas involucran un tiempo de media hora hasta una hora por paciente, dependiendo de la gravedad de este”. Esto incluye a pacientes conectados a ventilación mecánica y también aquellos en proceso de desconexión progresiva del soporte respiratorio (weaning).

Recobrar la conciencia luego de pasar un periodo prolongado sedado y conectado a ventilación mecánica genera una profunda desorientación en los pacientes, muchos de ellos pierden la capacidad de hablar y moverse, además de no tener noticias sobre el estado de salud de sus familiares, en el caso de los contagios de grupos domiciliarios, por estas razones recae en manos del equipo clínico contener al paciente y animarlo para que comience su proceso de recuperación. Además, agregó Karla Badani, kinesióloga UTI del HTC: “Muchas veces estos pacientes llegan frágiles emocionalmente, porque se ven incapaces de hacer lo que podían antes. Tiene un peso importante en el tratamiento el estado anímico, pues los pacientes tienen que estar dispuestos a hacer esta terapia”.

El primer objetivo es asegurar la autonomía respiratoria del paciente y desde ahí trabajar hasta lograr el desplazamiento con asistencia, lo que le permite pasar a unidades de menor complejidad y continuar el proceso para recuperar sus capacidades anteriores al contagio, como señaló Badani: “Ellos no se van con el 100% de normalidad, siguen con un tratamiento con fisioterapeuta externo y vienen a un gimnasio ambulatorio. La recuperación plena no se consigue en una semana o dos, sigue, porque las secuelas que deja físicamente la enfermedad son importantes”.

Una de las principales secuelas asociadas a una prolongada conexión a ventilación mecánica es la pérdida de masa muscular. Según Fernanda mellado, kinesióloga UTI del HTC, el tratamiento de recuperación implica la implementación de una terapia motriz. Y agrega que “las técnicas de ejercicios motores son más que nada para mejorar la tolerancia al esfuerzo, también buscan que el paciente se vaya adaptando a su nueva condición y comenzar el trabajo de recuperación. Nos enfocamos en ejercicios de extremidades inferiores, marcha, sentarse en el borde de la cama”, mientras que la parte respiratoria se refuerza con ejercicios orientados a aumentar el ingreso de oxígeno al pulmón y la eliminación de secreciones alojadas en las vías respiratorias.

Actualmente el HTC cuenta con 17 camas habilitadas en la UTI covid y desde enero de este año implementó una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) covid con 7 cupos.  Lo que ha permitido brindar atención a 981 pacientes de UTI y a 112 de UCI.

0 0 votes
Valoración
Recibe notificaciones sobre comentarios
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Comentax
()
x