4 años y 3 años y un día de presidio efectivo deberá cumplir conductor ebrio que causó muerte de ciclista dándose a la fuga en Hualpén

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Concepción condenó este martes 13 de julio a L.A.M.S. a las penas efectivas de 4 años y 3 años y un día de presidio, en calidad de autor de los delitos consumados de conducción en estado de ebriedad causando muerte y daños y el incumplimiento de la obligación de detener la marcha, prestar ayuda y dar aviso a la autoridad, respectivamente. Ilícitos perpetrados en diciembre de 2018, en la comuna de Hualpén.

En fallo unánime, el tribunal –integrado por las magistradas Jimena Israel Quilodrán (presidenta), José Martín Cánovas Fuentes y Selín Figueroa Araneda (redactor)– aplicó, además, a L.A.M.S. las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos, más el pago de una multa a beneficio fiscal por un total de 22 UTM y de las costas de la causa.

Además, el tribunal condenó al sentenciado a la inhabilitación perpetua para conducir vehículos de tracción mecánica.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que alrededor de las 21:30 horas del 7 de diciembre de 2018, L.A.M.S. manejaba en estado de ebriedad un vehículo motorizado por el costado derecho del camino a Ramuntcho, en la comuna de Hualpén, en dirección al oriente, sin percatarse que transitaba en el mismo sentido en bicicleta la víctima, Marcelo Alexis Riquelme Aedo, a quien colisionó por parte posterior, provocando que el cuerpo de la víctima golpeara contra el capot, parabrisas y techo del automóvil, proyectándolo finalmente sobre la calzada. Tras el accidente, el sentenciado se dio a la fuga del lugar sin detener la marcha, prestar ayuda a la víctima y denunciar los hechos a la autoridad.

Tras recorrer cerca de 800 metros desde el sitio del atropello, el acusado, además, traspasó el eje central de la calzada, colisionando el automóvil conducido por José Ramón Aguayo Aguayo, deteniendo finalmente la marcha.

A consecuencia del atropello, Riquelme Aedo sufrió un TEC grave que derivó en un edema cerebral, múltiples fracturas a nivel costal, con perforación de pulmón, lumbar, cráneo y mandíbula; además de fractura expuesta de la pierna izquierda, contusión pulmonar y abdominal. Lesiones que, pese de los cuidados y tratamientos médicos, finalmente le ocasionaron la muerte el 5 de junio de 2019, en el Hospital Las Higueras de Talcahuano, debido a un politraumatismo por accidente de tránsito.

En tanto, el vehículo de José Aguayo terminó con daños de consideración en su estructura.

0 0 votes
Valoración
Recibe notificaciones sobre comentarios
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Comentax
()
x