Desafíos ante la congestión vehicular en el Gran Concepción

Por Francisco Córdova, candidato independiente al Senado por la Región del Biobío

Fotografía: Francisco Córdova, sabes.cl

La congestión vehicular que experimentamos en el Gran Concepción afecta nuestra salud física, mental y ambiental. Para evitar el colapso de las arterias que conectan el centro de la ciudad con el resto de la provincia debemos generar una infraestructura pública segura, que facilite la movilidad e integre criterios de sustentabilidad en el proceso de planificación.

Como Región del Biobío tenemos un gran desafío en materia de movilidad y esperamos que con la nueva sensibilidad política que se ha manifestado después del 18 de octubre de 2019, la voz de las personas sea finalmente escuchada por el Estado y de manera vinculante.

La Secretaría Regional Ministerial de Transportes y Telecomunicaciones, mediante el Programa de Vialidad y Transporte Urbano, Sectra, dio inicio al proceso de participación ciudadana para la implementación del Plan de Movilidad 2050 del área metropolitana del Gran Concepción, por lo que es importante que las organizaciones sociales y vecinales se informen y participen activamente, ya que cuando se planifica sin la mirada de las y los usuarios, los resultados de las políticas públicas responden más a intereses particulares económicos con mayor poder de lobby que a las reales necesidades de las personas.

La evidencia a escala global indica que el camino a seguir debe considerar el aumento del uso del transporte público, el fomento del uso de la bicicleta, las caminatas y el desarrollo de polos de servicio y comercio en las comunas periféricas a la capital regional.

El crecimiento en extensión del área urbana —muchas veces a costa de nuestros humedales— es otro problema a resolver, pues la mayoría de los viajes que efectuamos en el Gran Concepción son de menos de tres kilómetros y muchos se realizan en vehículo particular, lo que agrava la situación. La conectividad mediante transporte público hacia las periferias del área urbana es deficiente, lo que estimula la compra de automóviles particulares, alimentando el flujo de vehículos hacia el centro en las horas punta.

Es importante comprender en este contexto que resolver los atochamientos implica integrar sistemas de transporte (sistema de pago único), multimodalidad (alternativas para moverse), seguridad y calidad de los equipamientos, servicios públicos que faciliten dejar el auto en casa y una planificación urbana que permita acceder a servicios y comercio a 15 minutos a pie o en bicicleta desde nuestro hogar.

5 1 vote
Valoración
Recibe notificaciones sobre comentarios
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Comentax
()
x