Servicio de Hematología regresa a Hospital Guillermo Grant Benavente

Luego de 18 meses instalado en el Hospital Clínico del Sur (HCS), el Servicio de Hematología vuelve al Hospital Guillermo Grant Benavente (HGGB), permitiendo que sus usuarios reciban atención de especialistas y terapias complementarias en un mismo recinto. Este traslado transitorio permitió resguardar de contagios de covid-19 a sus pacientes durante la peor etapa de la pandemia. 

Como un éxito calificó el paso de su unidad por el HCS detalló la jefa del Servicio de Hematología del HGGB, Dra. Christine Vits: “fue absolutamente positivo. Protegió mucho a nuestros pacientes, evitó fallecimientos secundarios por covid. Nos permitió aumentar la eficiencia y manejar el asilamiento en la etapa más difícil de la pandemia”.

Mantener un servicio lejos de su hospital de origen significó un gran desafío administrativo y  clínico, tal como lo detalla el enfermero supervisor del Servicio de Hematología, Julio Reyes  : “toda la atención que nosotros estábamos entregando acá se sustentaba principalmente en bienes, servicios e insumos proporcionados por el HGGB, de este modo teníamos que coordinar varios viajes al día con móviles de traslado para proporcionar los tratamientos de quimioterapias, transfusiones o las interconsultas con especialistas”.

En el servicio de hematología se tratan principalmente personas con diagnósticos de enfermedades hematológicas, es decir, enfermedades de la sangre o los órganos que la producen, pero del tipo oncológico. Principalmente atienden a pacientes con leucemias, linfomas y mielomas múltiples. Los tratamientos implementados para estas patologías son quimioterapia, inmunoterapia, terapias biológicas y en algunos casos se complementa con radioterapia.

Un diagnóstico que cambia la vida

El 4 de junio, Jaime Hidalgo, fue diagnosticado con leucemia por lo que fue internado para comenzar su tratamiento en la unidad de hematología, habilitado de manera transitoria en el Hospital Clínico del Sur. Para el operador de cargador frontal oriundo de Curanilahue, enfrentar esta patología ha sido posible gracias al apoyo de su familia y la empresa forestal en la que trabajaba, pues agregó: “para mí es un proceso difícil, yo estaba acostumbrado a trabajar, pero hay que tratar de salir adelante, porque detrás de uno hay una familia”.

Cambiar de su antigua rutina laboral a internarse en un centro de salud en una ciudad distinta y con un diagnóstico adverso, produjo un efecto anímico en Hidalgo, quien encontró en los funcionarios del Servicio de Hematología la contención para continuar con su tratamiento: “desde las personas que andan haciendo el aseo a los médicos, todos me han atendido súper bien. Muy cariñosos. Si uno está un poco triste, no falta quien viene a dar una palabra de aliento y de paso ofrecer su ayuda. Eso se agradece”.

0 0 votes
Valoración
Recibe notificaciones sobre comentarios
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Comentax
()
x