Mujeres de Cañete se certifican en deshidratado de frutas, reciclaje textil y conservas

Una capacitación gratuita recibieron mujeres de Cañete en “Costura y Reciclaje Textil”, “Deshidratado de Frutas y Verduras” y “Elaboración de Mermeladas y Conservas”, intervenciones a las que accedieron gracias a los recursos que el Minvu otorgó al sector Estación, a través del programa Quiero mi Barrio, “este tipo de herramientas son solicitadas por la propia comunidad, en este caso, por las mujeres del barrio que vieron la necesidad de aprender y adquirir nuevos conocimientos que les permitan crear emprendimientos y llevar ingresos hasta sus hogares”, señaló Claudia Toledo, seremi de Vivienda y Urbanismo.

Manejar una máquina de coser, reutilizar prendas en desuso y darles una nueva vida, son parte de los nuevos conocimientos que adquirieron alrededor de 20 mujeres en el taller de costura, las que además ampliaron sus fronteras con el curso de deshidratado de frutas y verduras, donde aprendieron a utilizar los frutos de cada estación para realizar distintas preparaciones, dando origen a alimentos deshidratados, snacks saludables, bombones rellenos, condimentos y salsas, finalizando con el curso de mermeladas, donde aprendieron el proceso de los productos en conserva.

Con la certificación de estos talleres, se dan por finalizadas una serie de capacitaciones, pero al mismo tiempo significa el comienzo de una nueva etapa para las vecinas que hoy tienen sueños de emprender gracias a las habilidades adquiridas, “los talleres fueron una muy rica y buena experiencia, porque nos sirvió para darnos cuenta que somos capaces. Aprendí nuevas formas de preparar los productos y de envasarlos, acá las frutas se pierden y esto nos sirvió para aprovechar estos productos y poder venderlos en un futuro”, comenta Sandra Linco, alumna de los talleres.

“El Quiero Mi Barrio es un programa súper novedoso y dentro de eso trae el trabajo social, el cual permite que los habitantes del sector tengan la oportunidad de hacer actividades que no sólo estén enfocadas a lo material, sino que también a lo social, a la capacitación, a la posibilidad de aprender nuevas técnicas y llevarlas al seno familiar y proyectarlas al área comercial”.

“Es una bonita actividad, el término de tres talleres significa que están terminando una etapa cumplida por la gente del sector. Felicitaciones a las personas que participaron e invitarles a que no dejen abandonado este proyecto, sigan trabajando, sigan capacitándose, sigan siendo actores de este trabajo y no espectadores”, comentó el alcalde, Jorge Radonich.

El trabajo social que se realiza en el sector es de vital importancia para la comunidad, reforzando los negocios de quienes ya son emprendedores o incentivando la creación de nuevas ideas de sustento, que le permitan a la comunidad generar ingresos extra para el hogar. De esta forma, con la intervención del Minvu no solo se busca crear obras urbanas que solucionen necesidades de las familias, sino que, además, se propicia la creación de espacios de encuentro vecinal que permiten adquirir habilidades y movilicen la economía local.

29 lecturas

leave a reply