Intento de ocultar “graves irregularidades” en el GORE Biobío acusa diputado Romero

El diputado Leonidas Romero señaló mediante comunicado público lo “increíble y repudiable” que resulta ver “cómo el Gobierno Regional del Bío-Bío, encabezado por el Sr. Rodrigo Díaz, “da manotazos de ahogado, inventando querellas”, “tratando de jugar al empate después de las denuncias que he realizado”.

El representante del Distrito 20 de la Región del Biobío detalló que fue mediante los medios de comunicación que se enteró de querella presentada en su contra “por irregularidades en rendiciones de organizaciones sociales que supuestamente patrocinamos”.

“Me parece vergonzoso que para tratar de ocultar las graves irregularidades al interior del Gobierno Regional, pretendan involucrarme como responsable de una situación que la propia Gobernación pasó por alto, al aprobar proyectos duplicados”, sostuvo el parlamentario.

Estos proyectos duplicados, afirma Romero, fueron denunciados por él en su momento, lo que, arguye, “decidieron ignorar, pese a mi insistencia en la solicitud de iniciar acciones legales en contra de las ONGs”.

Los hechos

El diputado Romero explicó que marzo 2020 se presenta en su oficina Hugo Oñate, en calidad de funcionario del Gobierno Regional, “solicitando nombres de organizaciones con las que, como Gobernación, pudiesen postular proyectos”, lo que explicó obedecía a la entonces situación de pandemia, buscando “facilitar el acceso a fondos para las organizaciones sociales”.

Sugieren entonces, desde la oficina parlamentaria, a diez organizaciones de la zona, que se reducen a cinco que cumplían los requisitos para concursar, “de hecho firmé cartas de recomendación a las organizaciones para que postularan a un proyecto cada una”, precisa.

Este proyecto consideraba un kit de sanitización para cada uno de los integrantes de la institución. “Tengo entendido que el Sr. Oñate, ahora exfuncionario del Gore, realizó la misma solicitud a otras autoridades y parlamentarios de la Región”, detallo Romero..

A principios de marzo del año en curso, relata el diputado, concurren a su oficina las directivas de dos organizaciones sociales de las anteriormente recomendadas: Taller de Manos Laboriosas y Junta de Vecinos de Corcovado n.º 1.

Los integrantes de estas organizaciones “muy acongojadas, nos contaron que las rendiciones de proyectos a los que habían sido postuladas por Hugo Oñate, funcionario de la Gobernación; Karen Rojas, Daisy Recabal Mardones y Camilo Ramírez, gestores de las ONGs “Piedra de Águila” y “Bío-Bío Emprende”, habían sido rechazadas.

¿Dónde está el dinero de los fondos?

Tras un exhaustivo análisis por parte del equipo parlamentario, sostiene el diputado Romero, “nos percatamos de que los proyectos habían sido postulados a dos fondos al mismo tiempo, uno en el Social y otro en el de Seguridad, ambos del FNDR y aprobados”.

En este contexto, explica el diputado, “alguien se estaba quedando con el dinero, pues la rendición real no fue aceptada”. Bajo estas circunstancias, se gestiona el 13 de marzo reunión con el GORE Biobío para informar del hecho “y solicitar que como directos involucrados iniciaran acciones legales al respecto en contra de las ONGs ya mencionadas”, la que fue otorgada para el día 31 de marzo.

El diputado detalla que sin embargo, el gobernador Díaz se excusó de participar, derivándolo con los funcionarios del Gore Saúl Ríos y Lily Muñoz, ante quienes denunciaron la irregular situación, quedando constancia de ello en la plataforma de la Ley del Lobby, RR. SS. y oficio 35.050 de la Cámara de Diputados, enviada con fecha 03 de abril.

“Es triste ver que alguien que fue elegido por la ciudadanía no asuma las consecuencias de su irresponsable actuar y trate de enlodar, en forma tan burda, a quienes deseamos realizar nuestro trabajo en forma efectiva, como en este caso, fiscalizar”, comentó el diputado, agregando que “la lucha contra la corrupción es caiga quien caiga”.

116 lecturas

leave a reply