Empresas proveedoras de la construcción proyectan pérdida de nueve mil empleos en la Región del Biobío

Reactivar planes estatales de vivienda e infraestructura y fexibilizar la banca propone CChC frente a crisis del sector construcción.

La venta de materiales como herramientas, ferretería y pintura sufrió una caída que bordeó el 11% anual, la peor cifra desde 2014 a la fecha, lo que sin duda ha influido en la reducción de los equipos de trabajo, cierre de sucursales y plantas a nivel nacional. 

Siguen las malas cifras en el rubro de la construcción. Tras una nueva sesión del Comité de Industriales y Proveedores de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) Concepción, el presidente del gremio, Bernardo Suazo Peña, informó que dada la correlación entre el empleo del sector construcción y la industria manufacturera, se puede proyectar la pérdida de unos 9 mil empleos en los próximos seis meses a nivel regional en dicho sector.

“El INACOR, que es el índice que mide la actividad de nuestro rubro tuvo una caída anual del -9,3%. Esto sin duda ha impactado directamente en nuestros proveedores, de quienes se espera sumen 9 mil empleos perdidos en los próximos seis meses. Esta cifra se agregaría a las 20 mil plazas que la construcción ya perdió de manera directa y lo más terrible es que vemos altas probabilidades de seguir incrementando estos números”, explicó el líder gremial.

Y es que las cifras nacionales de la industria son claras: 2023 dejó los peores registros del índice de venta de materiales de construcción en la última década. Puntualmente, durante octubre la caída en las ventas bordeó el 11% anual. Un solo ejemplo, los despachos nacionales de cemento registrados en el periodo enero-octubre de 2023 son los más bajos desde 2012, incluso inferiores a los de 2020 cuando partió la pandemia. En lo transcurrido de 2023 el descenso anual llegó al 9%.

Marcelo Pabst Ríos, presidente del Comité Industriales y Proveedores de la (CChC) Concepción, aseveró que la fuerte caída en las ventas del gremio manufacturero ha impactado directamente en la fuerza laboral. Recordó que empresas cementeras como Polpaico ya han debido cerrar dos plantas y paralizar una tercera a nivel nacional. Mientras otras han tenido que disminuir el número de trabajadores o cerrar sucursales.

“Es muy complejo y costoso formar equipos capacitados y que por situaciones que escapan de nuestras manos, tener que desvincular a este personal altamente calificado y que tiene alto costo de preparación y entrenamiento, para nosotros es tremendamente negativo y doloroso”, detalló el presidente del Comité Industriales y Proveedores de la (CChC) Concepción.

Agregó que si la crisis continúa será muy lamentable para la región, por tanto, hizo un llamado al Gobierno: “esperamos que las autoridades tomen medidas que reactiven el sector tanto en vivienda como en infraestructura y que la banca flexibilice los requisitos para que nuevos compradores puedan acceder al anhelado sueño de la vivienda propia”.

“Tanto la banca como el gobierno tienen hoy día el sartén por el mango para poder solucionar las cosas. De nosotros tienen toda la voluntad, ya hemos prendido todas las alarmas. La Cámara Chilena de la Construcción ha colaborado y gestionado acercamientos con el Gobierno y la banca, ahora esperamos que ellos comprendan que esta situación debe tener una solución que permita la reactivación del sector”, dijo Pabst.

Una evaluación bastante desfavorable realizó también Christian Trostel Acuña, gerente Neoviale, empresa regional dedicada al rubro de la seguridad vial, e integrante del Comité de Industriales y Proveedores de la CChC Concepción. “Nuestro balance es negativo. En la pandemia se potenció mucho el desarrollo de obras de infraestructura a través del Serviu, como ciclovías, pero han ido quedando a medias y no se han retomado. Hace rato que nos damos vuelta en las mismas obras y eso nos ha pegado fuerte. Las obras urbanas están muy deprimidas”, concluyó.

40 lecturas

leave a reply