Decretar restricción vehicular en Puente Juan Pablo II por déficit de infraestructura sugieren autoridades

En una visita inspectiva al Puente Juan Pablo II, el Jefe de Infraestructura y Transportes de la Gobernación del Biobío, Óscar Ferrel, señaló que el Gran Concepción tiene un problema más complejo que solo la congestión vehicular y que debe ser atendido de forma urgente. Añadió que las lluvias de esta mañana generaron atochamientos en los mismos puntos que habían sido advertidos hace meses.

En una de fiscalización por toda la extensión del Puente Juan Pablo II, el Jefe de Infraestructura y Transportes de la Gobernación del Biobío, Óscar Ferrel, afirmó la necesidad de que el Gobierno vuelva a implementar restricción vehicular, para mitigar el estrés provocado por los atochamientos que se están viviendo en el Gran Concepción y que diariamente padecen miles de personas.

“Hemos tenido semanas muy duras, creemos que ya estamos en régimen con el ingreso de estudiantes y trabajadores y hay una congestión evidente que pone en relevancia el punto central, que es nuestra fragilidad en la infraestructura”, expresó.

Sobre ese argumento, el representante del Gore, declaró que el puente, que fue inaugurado durante el gobierno del presidente Eduardo Frei Montalva tiene muestras evidentes de deterioro y requiere una reparación urgente. “Hay que actuar, porque, además, tenemos el Puente Patricio Aylwin sin una oreja, el Llacolén está totalmente sobresaturado, tenemos problemas en este puente, el Puente Industrial todavía no se ha terminado y por lo tanto existe una fragilidad de la red. Todo esto sumado a los arreglos que por ejemplo hay en calle Carrera, hacen que todo esto sea muy complejo de resolver, dijo.

Ferrel señaló que hay una serie de medidas que hay que implementar y creemos que la principal de ellas tiene que ver con la restricción vehicular. Esta fragilidad de la infraestructura da cuenta de que necesitamos restringir los vehículos porque de otra manera vamos a seguir enfrentando problemas incontrolables. La verdad es que el problema acá es mental, el problema es que la ciudadanía está al límite”, aseveró.

Agregó que durante la visita inspectiva sucedieron hechos que siguen deteriorando la infraestructura, donde incluso circulan camiones, situación que está prohibido. “Nosotros lo advertimos ya hace meses que si no restringimos el parque no vamos a tener una salida de corto plazo”, asegurando que esta medida no debe ser permanente. “Esto debe ser hasta la entrada en operación del Puente Industrial. No es indefinido, pero necesitamos una luz al final del túnel y eso tiene que ver con una obra que efectivamente levante la tapa de la olla de presión que hoy día es la Ruta 160”.

72 lecturas

leave a reply