Pato jergón y tiuque regresan a su hábitat natural tras rehabilitación

Después de pasar por cuidados intensivos, incluyendo cirugías y tratamientos, las aves tuvieron una notable recuperación superando con éxito las pruebas de vuelo. Así quedaron listas para su liberación en su hábitat natural. El logro fue el resultado de la colaboración entre médicos veterinarios del Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre (CEREFAS) de la USS y el Servicio Agrícola Ganadero (SAG).

Tras ser encontradas en diferentes áreas de la región de Concepción, dos aves silvestres, un tiuque avistado en Chillancito y el pato jergón hallado en la Laguna Lo Galindo, pudieron ser devueltas a su hábitat natural, en el sector Rocuant de Talcahuano, por funcionarios/as del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Biobío, tras recibir atención médica especializada en el CEREFAS de la Universidad San Sebastián. Ambas presentaban graves lesiones en las alas que les impedían volar y los ponían en peligro en su entorno natural.

Al respecto, el Director Regional del SAG de Biobío, Roberto Ferrada, indicó que “aquí hay un trabajo coordinado, entre la ciudadanía, el SAG y el Centro de Rescate de la USS que permite que podamos devolver a su medio natural a estos ejemplares de fauna silvestre”.

Así, bajo la dirección del médico veterinario Fabián Hernández de la USS, se llevó a cabo un exhaustivo proceso de rehabilitación que incluyó cuidados intensivos, cirugías y tratamientos especializados. “El tiuque presentaba una fractura en la epífisis distal del húmero de su ala izquierda. A pesar de que la fractura ya mostraba signos de cicatrización aún causaba dolor e inflamación, por lo que se le vendó y administraron tratamientos inyectables durante una semana”, indicó.

El pato jergón mostraba desorientación e incapacidad para volar debido a una fractura en cuatro partes de su ala izquierda. Tras consultar con especialistas de la USS se decidió realizar una cirugía para estabilizar los huesos fracturados mediante la inserción de un clavo intramedular.

“Posteriormente se aplicó un vendaje para favorecer la cicatrización y se inició un programa de rehabilitación que incluyó la administración de medicamentos y la creación de un entorno enriquecido con piscinas, pasto y refugios. Después de un proceso de preliberación que evaluó su independencia, se determinó que estaba listo para ser liberado en coordinación con el SAG”, agregó el médico veterinario del CEREFAS.

El Director Regional del SAG de Biobío llamó a la ciudadanía a informar al Servicio en caso de encontrar ejemplares de fauna silvestre heridos, lesionados o fuera de hábitat, permitiendo así su rescate y reinserción o derivación a centros de rehabilitación. Además, señaló que, en caso de avistamientos en su hábitat natural, cuando éstos no presenten alguna lesión o problema de movilidad, a no molestarlos y dejarlos que retornen de forma voluntaria a su medio natural, ya que la manipulación inadecuada y el cautiverio son un grave daño que se les provoca a estas especies.

27 lecturas

leave a reply