Libélula y Garza inspiran diseño de futuros parques Chimalfe y Paicaví-Tucapel Bajo

Talleres participativos fueron claves para identificar la visión de las comunidades y asegurar que los nuevos parques respondan a sus necesidades y usos específicos.

Las propuestas buscarán financiamiento a través del Programa de Mejoramiento Urbano y Equipamiento Comunal (PMU).

Tras liderar talleres participativos con las comunidades aledañas a los humedales Paicaví-Tucapel Bajo y Chimalfe, Fundación Cosmos, organización experta en administración de parques metropolitanos de humedal, presentó los resultados del diseño participativo de infraestructura, paisajismo y señaléticas para crear espacios de conexión con la naturaleza y áreas verdes con infraestructura accesible para la comunidad.

El trabajo se dio en el marco de un convenio entre la Fundación y los municipios de Concepción y Hualpén, que busca transformar a estos humedales en parques urbanos para fortalecer su gestión y conservación frente a amenaza como la densificación con grandes complejos de viviendas, la introducción de especies exóticas y cercanía de autopistas de alto flujo vehicular.

En el caso del humedal Chimalfe (ex Vasco de Gama), la propuesta alineada con las expectativas de vecinas y vecinos de Hualpén, considera la construcción de un portal de acceso controlado, plaza con vegetación, senderos iluminados y pasarelas accesibles en altura con señaléticas interpretativas e informativas de flora, fauna y funga que se conectarán a un sombreadero que actúa como Aula Viva o anfiteatro para charlas y conversatorios, cuyo diseño está inspirado en las alas de la libélula o Chimalfe en mapudungún.

Luego del anfiteatro, el recorrido continúa sobre pasarelas hasta llegar al Mirador que toma su forma del abdomen de la libélula y que permite tener vistas panorámicas del ecosistema. En este punto se podrá acceder al “bosque mágico”, ícono del lugar que, pese a ser de propiedad privada, es visitado por los vecinos para realizar actividades de educación ambiental y conexión con la naturaleza.

Mientras que el humedal Paicaví-Tucapel Bajo, declarado como Humedal Urbano en 2023, contará con un nuevo portal de acceso para ingresar a una zona de educación ambiental conectada con el colegio Inmaculada Concepción, que incluye sombreadero y huerto. Senderos en zonas de vegetación alta y pasarelas elevadas para recorrer la zona de pajonales también son parte de la propuesta, con iluminación amigable con el entorno y señalética informativa.

El proyecto también considera la instalación de un espacio abierto para realizar actividades y un mirador bautizado como “Traiwe”, que significa Garza en mapudungún, cuyo proceso de vuelo en tres etapas (preparación, impulso y vuelo) y la morfología de sus alas sirvieron de referencia para el diseño arquitectónico de esta infraestructura.

Desde Fundación Cosmos explican que los talleres participativos fueron claves para identificar el sentir de las comunidades y asegurar que los nuevos parques respondan a las necesidades y usos específicos, lo que incide directamente en el diseño de infraestructura de uso sustentable, tipo de materiales utilizados, instalación de mobiliario y la habilitación de espacios de encuentro.

Diego Urrejola, director ejecutivo de Fundación Cosmos, detalla que “en el caso del humedal Chimalfe, constatamos la aspiración vecinal de que la futura infraestructura permita el acceso a personas mayores y refuerce la educación y la participación de organizaciones de la sociedad civil en la conservación del humedal. Mientras que en Paicaví-Tucapel Bajo, los usos deseados para la infraestructura van desde paseos familiares hasta actividades artísticas y de observación de fauna, además de establecer vínculos con la academia y organizaciones ambientales”.

Ambas iniciativas se dan en el marco del proyecto GEF Humedales Costeros del Ministerio del Medio Ambiente, que busca la conservación del estado ecológico y ecosistemas costeros y sus cuencas en el centro-sur de Chile, integrándose al desarrollo local a través de un manejo sustentable.
Al respecto, el seremi del Medio Ambiente de la Región del Biobío, Pablo Pinto, destaca que “el trabajo del GEF Humedales Costeros ha sido esencial para la comunicación y coordinación de distintos actores en torno el cuidado de los humedales, como las municipalidades, el Ministerio de Vivienda, la academia y la comunidad”.

Además de la conservación de estos espacios, comenta el seremi, “este proyecto habilita su uso responsable para actividades recreativas, culturales, turísticas y para la investigación científica, integrándolos a la ciudad e involucrando a vecinas y vecinos de ambas comunas en su cuidado, quienes valoran que el rescate de estos futuros parques sea a partir de la identidad local, plasmado en el diseño de infraestructura, paisajismo y señalética”.

Con las propuestas ya presentadas a los municipios de Concepción y Hualpén, el paso siguiente es el desarrollo de los diseños técnicos y concretar la postulación priorizada de los dos proyectos al Programa de Mejoramiento Urbano y Equipamiento Comunal (PMU) para levantar financiamiento público que permitan su ejecución.

32 lecturas

leave a reply