Apicultores cumplen primera etapa de instalación de parcelas apícolas en Panguipulli

Cincuenta familias de diversos sectores de la comuna de Panguipulli cumplieron la primera etapa del programa de instalación de parcelas apícolas, una iniciativa del municipio local  y Conaf que busca mejorar la producción de miel en la zona cordillerana a través del establecimiento de especies melíferas.

IMG_0085En el acto de cierre de esta primera fase, el alcalde René Aravena Riffo,  resaltó la iniciativa como única en la región que permitirá no sólo fortalecer la producción apícola, sino que también aportar a la biodiversidad del territorio.

“El programa lo ha entendido muy bien la gente, hemos visitado algunas parcelas y están muy bien cuidadas así es que esperamos llegar en una próxima etapa a sectores del valle de la comuna  donde también hacen faltan especies como el ulmo,  tineos o avellano que puedan darle otro plus a nuestro territorio y tengan todas las bondades de este tipo de bosques, ya que no solo aportan a la producción de miel, sino que también ayudan a la biodiversidad”, indicó.

Por su parte, director provincial de Conaf, Vicente Rodríguez sostuvo que esta iniciativa es relevante para el organismo, debido a que viene a dar cumplimiento a uno de los desafíos de la Corporación que es recuperar mediante forestación de especies nativas áreas que están desprovistas de vegetación.

“Por lo tanto el  convenio  que hoy rinde sus primeros frutos, es relevante para la Conaf porque además va encadenando a otro proceso productivo como es el proceso de la miel”, sostuvo.

Uno de los  productores favorecidos con el programa, Rubén Jaramillo Ortega, agradeció el aporte del municipio en esta iniciativa, asegurando que ello le permitirá recuperar sus abejas que perdió hace unos meses tras la caída de ceniza volcánica.  “Estoy contento con el Señor Alcalde porque él nos ha ayudado hacer este trabajo. El objetivo era aprovechar las abejas para producir miel, y pese a que se me murieron varios cajones, aun me quedan unos pocos para comenzar de nuevo”, dijo.

Cabe indicar que además de mejorar la producción apícola, el programa busca valorizar las especies arbóreas, para lo cual se diseñó  e implementó la puesta en marcha de pequeños bosques especialmente con especies nativas como el ulmo.

En su primera etapa, la iniciativa implicó una inversión municipal de 28 millones de pesos para el proceso de instalación, esto es, insumos para cercado, plantas y fertilización.  En tanto, este año se espera la implementación de la segunda etapa abarcando a otros sectores de la comuna con una inversión de 23 millones de pesos.