Cabotaje marítimo en chile: ¿qué implica su apertura unilateral?

Con la apertura, las navieras extranjeras podrían entrar a nuestro mercado a realizar cabotaje sin necesidad de cumplir con las obligaciones tributarias chilenas, abaratando sus costos. ¿Podrían entonces las naves chilenas hacer lo mismo en otros países? “Podría significar el fin de la marina mercante nacional”, advierten, en momento en que la profesión tiene la primera mayor empleabilidad en Chile.

La idea de abrir el cabotaje marítimo a naves extranjeras ha sido objeto de debate en Chile el último tiempo, especialmente entre economistas  y especialistas en temas de productividad, pero fuera de estos círculos técnicos, poco se conoce sobre el tema. 

Esto motivó a la marina mercante chilena a organizar un taller para explicar “con peras y manzanas” esta problemática, que, de acuerdo a ellos, tendría importantes incidencias en la actividad comercial de Chile. “Quién mejor que los marinos mercantes para explicarlo, si llevamos ya casi 200 años realizando esta labor”, dice Ricardo Tejada, representante de la Asociación Nacional de Armadores de Chile, en referencia a las celebraciones de los 198 años de la Marina Mercante Chilena durante el mes de junio, donde se inserta este taller denominado “Cabotaje en Chile: momentos decisivos”.

“Son momentos decisivos porque si se abre de manera unilateral el cabotaje marítimo, es el principio del fin para nuestra actividad”, dice Tejada. Con la apertura, las navieras extranjeras podrán entrar al mercado nacional a realizar cabotaje sin necesidad de cumplir con las obligaciones tributarias, legales y laborales chilenas, abaratando así sus costos. Pero, ¿qué significa que sea unilateral? “Como dice la palabra, que es para un sólo lado: las navieras extranjeras tendrán esta ventaja para operar aquí, pero las navieras chilenas no tendrían el mismo beneficio recíproco en esos países”.

En ese sentido, los marinos mercantes chilenos aclaran que están a favor de mayor competencia en la actividad, “pero en igualdad de condiciones. Este camino ya lo recorrieron muchos países en el mundo, como Argentina y Australia, y todos echaron pie atrás con la apertura unilateral, porque fue matando lentamente a su marina mercante nacional. Contar con ella es muy importante: es la reserva estratégica de la Nación ante eventuales conflictos bélicos, y su ayuda es clave en emergencias ante catástrofes naturales, como fue la erupción del Chaitén en 2008, donde fueron los barcos mercantes chilenos los que rescataron a los pobladores”.

Otro aspecto que resalta Tejada es la posibilidad de desarrollo profesional que ofrece la actividad marítimo mercante. “Es la carrera con la primera mayor empleabilidad hoy en Chile, con puestos de trabajo asegurados y sueldos muy por sobre el promedio nacional, porque se estandarizan a nivel internacional. Una profesión que permite conocer el mundo, llena de poesía, apasionante”. 

“Todos estos elementos valiosos para considerar en el análisis los vamos a desplegar en el encuentro, abierto a todos los interesado en saber más sobre el cabotaje y la labor que realizamos en la marina mercante”, concluye Tejada, en medio de los preparativos del encuentro que se desarrollará el próximo martes 14 de junio a las 17:00 horas en el salón Hyatt del Club Naval de Valparaíso.

Aguas de lastre y ampliación del canal de Panamá: otras temáticas del mes de la marina mercante chilena

El debate sobre la apertura unilateral del cabotaje no ha sido el único tema desplegado por los marinos mercantes como parte de las celebraciones de su mes. “Comenzamos con un encuentro sobre las aguas de lastre, que se utilizan para dar estabilidad a los buques mercantes, un tema con un trasfondo medioambiental muy relevante, porque estas aguas se toman del mar en un punto y se descargan en el destino final del buque, pudiendo transportar sedimentos y microorganismos que desequilibran el ecosistema del lugar”, cuenta Tejada.

Tras el encuentro sobre cabotaje unilateral el día 14, vendrá uno dedicado a la histórica ampliación del canal de Panamá. «Estamos invitados a la ceremonia de inauguración en Panamá el día 26, y ya de vuelta en Chile, el jueves 30 de junio, realizaremos este encuentro denominado “Ampliación del Canal de Panamá: ¿Cómo afectará a Chile?”», donde ahondaremos en este trascendental hito para la actividad comercial de la región.