Justicia Social: terrenos para viviendas sociales. Por Carlos Rodríguez, Consejero Regional de Los Ríos

Para el año 2017 serán adquiridas un total de 14 hectáreas, distribuidas equitativamente en las comunas de Valdivia, Lanco, Mariquina, Paillaco y Río Bueno

Hace un par de semanas aprobamos cerca de 5 mil millones de pesos para la compra de terrenos para construcción de viviendas sociales, un programa inédito en nuestra región, que fue impulsado el año 2014 por el cuerpo colegiado del Consejo Regional de Los Ríos, cuando aprobamos el presupuesto y definimos los proyectos de carácter estratégico.

Tras varios meses, finalmente esta iniciativa vio la luz y permitirá beneficiar a familias de ocho comunas de nuestra región; luego de la aprobación de estos fondos, viene todo el proceso administrativo que permitirá transferir los recursos desde el Gobierno Regional de Los Ríos al Servicio de Vivienda y Urbanismo para adquirir los terrenos en un período de dos años. Quiero destacar que fueron varias reuniones de trabajo, para lograr identificar las comunas con mayor déficit habitacional, priorizando su ejecución en la distribución por año.

Es así que para el año 2017 serán adquiridas un total de 14 hectáreas, distribuidas equitativamente en las comunas de Valdivia, Lanco, Mariquina, Paillaco y Río Bueno, por un total de $2 mil 510 millones. En tanto, el año 2018 se adquirirán 32 hectáreas en las comunas de Valdivia, Los Lagos, Máfil, Futrono y Lanco, con una inversión de $2 mil 478 millones.

Esperamos que este programa tenga una ejecución adecuada, que no haya ningún retraso para que posteriormente estos terrenos sean bien aprovechados y las familias puedan hacer uso de sus subsidios habitacionales, ya que muchos de ellos se encontraban pendientes y a la espera de terrenos.

Como Consejero Regional y representante de la ciudadanía, así como también de las comunas, espero que se considere a los Municipios locales en la toma de decisiones, pues finalmente son ellos quienes conocen de cerca la realidad de cada una de las familias.

Sin lugar a dudas, considero que iniciativas como estas permiten realizar una inversión directa en las personas, porque aquí no sólo estamos invirtiendo en los terrenos para sus casas, estamos invirtiendo en los sueños de cada una de las familias y en la calidad de vida de cada una de ellas.