ICER Biobío: 34% de los consultados considera que la situación económica de la región es mala

Solo un 12% respondió que la situación regional es buena, lo que refleja un alto grado de pesimismo, de acuerdo al informe elaborado por la carrera de Ingeniería Comercial de la USS. No obstante, al consultar por las perspectivas futuras, la opinión mejora de manera sustancial.

Un 33% dijo que en los próximos dos años la realidad económica de la región mejorará, en tanto, un 22% cree que empeorará. Los más optimistas son los hombres y personas pertenecientes al GSE C3.

Concepción.- Un 29% de los consultados considera que su situación económica está peor que hace un año y un 34% cree que la realidad de la región es mala, según la vigésima segunda entrega del Índice de Confianza en la Economía Regional, ICER, elaborado por la carrera de Ingeniería Comercial de la Universidad San Sebastián.

El estudio, hecho sobre la base de una encuesta aplicada en la Región del Biobío en enero, da cuenta de un aumento del pesimismo en la zona. No obstante, de acuerdo a los resultados, la percepción sobre el futuro económico es más positiva. De esta forma, un 41% cree que la situación económica del país será mejor en dos años más, siendo los más optimistas los hombres y las personas pertenecientes al GSE C3.

Luis Felipe Slier Muñoz, director de Ingeniería Comercial de la Universidad San Sebastián, plantea que esta visión disonante entre el presente y el futuro “se debe a que es natural que en los estudios de percepción las personas expresen y anhelen que en el futuro la situación económica esté mejor que su situación presente. El futuro de la región se percibe como positivo frente a lo complicado de la realidad actual y principalmente respecto de la situación laboral”.

En cuanto a las perspectivas de la Región del Biobío, un 33% cree que la situación mejorará. Los más pesimistas son las mujeres y las personas del GSE D. El académico explica que  los encuestados pertenecientes al nivel socioeconómico D se muestran más pesimistas, lo cual se podría explicar por su bajo nivel de ingresos y en muchas ocasiones lo precario de sus fuentes laborales.

Mal momento para comprar

En concordancia con la visión negativa de la actual realidad económica, los consultados opinaron, en su mayoría, que no es una buena oportunidad para endeudarse en bienes durables como un automóvil o una vivienda. Un 55% cree que es un mal momento para adquirir estos compromisos financieros.

Daniela Catalán Ramírez, académica de Ingeniería Comercial, USS, plantea que “cuando existen perspectivas negativas de la realidad económica del país y la región  es muy probable que se genere una merma en el consumo, principalmente de bienes y servicios que requieren de un mayor poder adquisitivo, como son los bienes durables, es más, es probable que si existen expectativas negativas en torno a la realidad económica, esto promueva el ahorro y disminuya el endeudamiento”.

En esta pregunta sobre perspectivas de consumo, los más pesimistas resultaron ser los habitantes de Los Ángeles, las mujeres y las personas del GSE D. Respecto al porcentaje más alto de pesimismo entre las mujeres, Daniela Catalán indica que “es probable que esto suceda debido al contexto económico que vivimos, de desigualdad de ingresos entre hombres y mujeres, lo cual es posible que aumente aún más la visión negativa de la economía de parte de las mujeres, que observan que sus ingresos o posibilidades de empleo no se han incrementado con el tiempo”.

Al analizar el promedio de los seis factores que componen el ICER Región del Biobío, se obtiene un valor promedio de 46 puntos ICER, es decir, la confianza de los consumidores en la economía de la región se ubica en la zona de pesimismo. Al comparar con septiembre del 2018, no se observa una variación significativa en el índice global. A pesar de lo anterior, las expectativas a futuro del país y de la región se ubican en la zona de optimismo con  59 y 55 puntos, respectivamente.

Preguntas de coyuntura

Al igual que en todos los informes, en esta oportunidad se incluyeron preguntas de actualidad. A los encuestados se les pidió nombrar los tres problemas a los que el gobierno debería dedicar mayor esfuerzo. El listado lo lidera salud con un 71%, seguido de delincuencia con un 63% y educación con un 49%. En los últimos lugares de la tabla están medioambiente, vivienda, transporte público y altos precios.

Sobre estas prioridades Luis Felipe Slier comentó que estos son “temas transversales en el tiempo que son las preocupaciones esenciales de los habitantes de la Región del Biobío, mejoras en la atención de salud, el aumento de la delincuencia y la calidad de la educación son temas que aquejan a la población en el desarrollo de sus actividades diarias, por ende, generan gran preocupación en la comunidad”.

En el caso de los municipios, los consultados plantearon que se deberían preocupar de la delincuencia, del funcionamiento de los consultorios, la educación y el cuidado del medioambiente siendo la falta de seguridad un tema especialmente sensible en Los Ángeles.