Elías Sabat (RN), candidato a consejero regional por Los Ríos: “Si se eligieran personas con capacidades idóneas para ostentar un cargo, esta región progresaría mucho más rápido”

Contrario a estructuras partidistas, el consejero regional Elías Sabat Acleh, candidato a la reelección por el Distrito 24, destaca la oportunidad que las elecciones parlamentarias representan para corregir un sistema de selección de cargos públicos que considera erróneo, subrayando el costo que implica el privilegiar la pertenencia a un partido por sobre la cualificación profesional, destacando que “las mejores ideas surgen del consenso de diferentes sectores, no siempre un sector puede tener la mejor idea”.

Las modificaciones a nivel político y legislativo, plantea el candidato por el Distrito 24, “se hacen siempre para que los sectores políticos no pierdan”. En otro escenario, afirma,“se haría una ley clara, donde las personas más calificadas serían los líderes”, argumenta, a favor de la implementación de un sistema meritocratico, donde se elige a las personas más capacitadas, seleccionándolas por sus méritos personales.

A juicio del candidato de RN por el Distrito 24, “estas elecciones son el momento para dejar a las personas con más capacidades dentro del estamento y no a las que representan a un color político”. “Es en el período de campaña donde se puede marcar la diferencia, porque entonces es cuando los partidos políticos colocan siempre a amigos de los amigos, a gente de sus sectores políticos, dejando de lado a quienes no se identifican con colores políticos”, añade.

Elías Sabat hace hincapié en la importancia de las personas, ya que, asegura, “son estas las que marcan la diferencia, dentro de un partido político puede haber personas buenas, con muchas capacidades, y personas malas, con mínimas capacidades”.

“Generalmente cuando hay cambios de Gobierno o durante el Gobierno de turno, los puestos laborales se distribuyen de acuerdo con el color político de la persona que postula y no de acuerdo a las capacidades que tenga para ostentar ese puesto; y fallan al elegir al profesional. Si se eligieran personas con capacidades idóneas para ostentar un cargo, esta región progresaría mucho más rápido”, asegura.

En el escenario del futuro Gobierno, “que hasta aquí no me cabe la menor duda que va a ser de derecha, por lo posicionado que está el candidato presidencial Sebastian Piñera”, Sabat concluye que “lo ideal es que no se cometan errores del pasado y esta vez se elija a personas capaces y eficientes para cada uno de los cargos”.

Candidato a todo terreno

Elías Sabat Acleh comienza a intervenir en política dado su interés por el proceso de regionalización, participando activamente en su concreción, realizando viajes al congreso, apoyando campañas de alcaldes y concejales y siendo finalmente elegido como consejero suplente, cargo en el que permaneció un año, postulando entonces al cargo mediante elección popular, resultando electo el año 2014 con cerca de cinco mil votos, una de las más altas mayorías. 

Contrario a una política populista, “por lo general trato de no prometer algo que no voy a ser capaz de cumplir”, indica que su compromiso es el trabajo en terreno, “ver las problemáticas con la comunidad”, apoyando proyectos “que resuelvan problemas de orden social”. “Si es necesario ir a Santiago para conseguir recursos sectoriales, ahí estaré, como siempre lo he hecho; y si es necesario conseguir el consenso de mis colegas, también lo haré”, añade.

“Me puedo comprometer con la comunidad a seguir trabajando como lo he hecho hasta ahora. Me gusta estar en contacto con las personas y tratar de solucionar sus problemas, si no se puede, de alguna forma veo cómo hacerlo, porque para mí siempre que se cierra una puerta hay una ventana que se puede abrir, la idea es solucionar los problemas, esa es mi mayor motivación”.

Sabat destaca que para lograr el desarrollo de la región “es fundamental estar permanentemente relacionado con la ciudadanía”, trabajo que ha desarrollado en terreno: “Mi provincia es la provincia de Valdivia y aun así mi relación con todas las comunas de la región ha sido permanente, y lo sigue siendo incluso estando en campaña, ya que sigo asistiendo a actividades para la provincia del Ranco, en distintas comunas”.

“Yo soy siempre valdiviano, pero creo que para lograr un desarrollo potente se necesita la unidad. Hay que partir por las comunas y las capitales provinciales y seguir con la unidad de todos los sectores de cada una de las comunas, para seguir con la unidad de las personas. La región no va a ser fortalecida y no va a desarrollarse si solamente pensamos en Valdivia”, señala. 

“Hay que tener una perspectiva social, no solo financiar los mejores proyectos”

Los consejeros regionales son los encargados de distribuir los recursos que ingresan a la región desde el nivel central: “Tenemos un monto de recursos que ingresan a la cartera llamada Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) que distribuimos en base a proyectos presentados en toda la región”, señala Sabat. 

“Los municipios, por ejemplo, presentan proyectos para pavimentación de calles, construcción de sedes sociales e implementación e infraestructura deportiva. Estos son evaluados considerando la distribución equitativa de los recursos”, precisa: “Si descuidáramos a alguna de las 12 comunas, se produciría un desequilibrio, y en vez de avanzar vamos a retroceder”. 

“Puede haber un proyecto muy potente para la región, pero si aparece otro que socialmente sea más necesario, como agua potable rural o sistemas de tratamiento de aguas servidas, hay que priorizarlos, ya que las necesidades básicas no pueden esperar”.

En este ámbito, señala, es en donde hay que marcar la diferencia. “Primero hay que tener una perspectiva social, no solo financiar los mejores proyectos, sino tener claro qué es lo que se financiará, sabiendo que la labor social es lo principal”, concluye.

140 lecturas